Sevilla-málaga · la previa

Atractiva vuelta a la rutina

  • El Sevilla se reencuentra con sus obligaciones ligueras tras el intenso paréntesis copero ante un Málaga hambriento · Posible debut de Rakitic y Medel en Nervión ante Maresca y Julio Baptista

Generalmente, la visita del Málaga al Sánchez-Pizjuán tiene poco de extraordinario. No es un partido que esté especialmente marcado en el calendario del sevillismo, mucho más sujeto pasivo que activo de la rivalidad con sus paisanos andaluces. Sin embargo, en esta ocasión, la visita del cuadro blanquiazul está plagada de alicientes que le dan aún más atractivo a un partido que por sí mismo debiera tenerlo por lo mucho que se juegan ambos contendientes. Desde el punto de vista de los locales, el margen de error en la Liga es cada vez más pequeño. Y eso mismo les sucede a los visitantes, colistas de Primera División pese al encomiable esfuerzo que ha hecho Abdullah Al Thani en el mercado invernal. Precisamente los fichajes del jeque qatarí concitan uno de los principales atractivos del duelo de esta tarde, porque suponen el regreso de dos viejos ídolos: Maresca y Julio Baptista.

No serán los únicos acicates que encontrarán los aficionados sevillistas para acudir al coliseo de Eduardo Dato en el añorado horario de las cinco de la tarde. Si echar la vista al pasado reciente tiene su gusanillo, mucho más es mirar lo que puede deparar el futuro proyecto del equipo. Y aquí aparecen los otros dos nombres que le dan más enjundia a la cita: Rakitic y Medel. Los dos medios traídos gracias a la buena operación invernal pergeñada por Monchi y ejecutada por José María del Nido pueden ser titulares hoy. Más el primero que el segundo, visto que a Gregorio Manzano no le tembló el pulso a la hora de darle la titularidad en ese avispero que era el Santiago Bernabéu rumiando la final de Copa frente al Barcelona. Pero no sería de extrañar que el chileno también actuara desde el principio del choque. El Sevilla anda necesitado de energías después de un intensísimo mes de enero y Medel tiene precisamente eso: juventud, fuerza, ganas. La única pega que puede hacer dudar a Manzano es que llega con un acondicionamiento físico de pretemporada, pero se ha ejercitado a un magnífico nivel desde que se pusiera a sus órdenes el domingo pasado.

Sea cual sea la decisión final del técnico jiennense, ésta ha de conducir a la mejor solución para refrenar la tremenda hambre que trae el Málaga, habitualmente espoleado en este tipo de citas como demuestra la cantidad de puntos que se ha llevado de Nervión en los últimos años, quizá por ese tratamiento de derbi que le dan sus jugadores a este encuentro.

Lo cierto es que ahora Manzano tiene para elegir, cantidad y calidad. Todos los hombres que pueden actuar en el centro del campo están en la convocatoria, excepto el tocado Renato, lo que ayuda a pensar que Rakitic repetirá como titular. Pero también están citados todos los jugadores que le dan nombre y apellidos a las otrora temibles bandas del Sevilla. Sin embargo, ninguno de ellos parece estar en su mejor nivel, siendo Perotti es el que está más fresco pues no fue titular en Madrid ni en Riazor. Por ello, no sería extraño que Manzano repitiera el esquema asimétrico del Bernabéu, sin uno de los dos extremos, para disponer juntos a Romaric y Rakitic, con Zokora por delante de la defensa.

Por pura lógica de reparto de esfuerzos, las rotaciones dictan que le toca el turno de la titularidad a Perotti, aunque eso signifique dejar en el banquillo a Jesús Navas. ¿Se atreverá el entrenador sevillista a darle descanso al campeón del mundo? Ayer reconoció que le hubiese venido bien no viajar con la selección para el amistoso ante Colombia. Aunque también insinuó que lo que necesita es jugar para coger su forma óptima.

Dejando a un lado las opciones que medita Manzano para conformar el mejor centro del campo posible, arriba, parece que no hay muchas dudas respecto a que Kanoute, siempre con la premisa de ocupar la mediapunta, acompañará a Luis Fabiano en esa misión de encontrar vías hacia el gol.

Con respecto a la defensa, la baja por sanción de Dabo y el merecido descanso de Escudé no deja muchas dudas, a no ser que el jiennense apueste por Fazio como central en lugar de Sergio Sánchez o Alexis. El de Mataró, empero, es el defensa en mejor estado de forma desde su esperada y sorprendente reaparición, con lo que es impensable que no sea titular.

Respecto al Málaga, Manuel Pellegrini ha tenido que esperar hasta última hora para conformar la convocatoria y el equipo titular, dado que eran varios los jugadores que arrastraban molestias físicas de distinto pelaje. Lo que sí es seguro es que los cinco refuerzos invernales, Maresca y Julio Baptista entre ellos, serán de la partida, con la carga emocional que conlleva.

Pero al Sevilla le da igual quién juegue. Necesita ganar y para ello también será importante el apoyo de la afición. Bien haría el sevillismo en revertir la rabia por la condicionada eliminación de manos del Real Madrid en aliento a su equipo. El Sevilla ha realizado una digna Copa del Rey y merece que así sea reconocido. Sería una ayuda más para el objetivo liguero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios