Deportes

Competición frustra a Daniel

  • El comité federativo castiga con dos partidos al lateral sevillista por su cabezazo a Pavone, por lo que corta su deseo de despedirse de la afición · El bahiano volvió a dar su etapa en el Sevilla por finalizada

Comentarios 5

¿Fue el derbi el último partido de Daniel con el Sevilla? Ésa es la pregunta que cabe realizarse después de que el jugador ya empleara palabras de despedida al término del derbi. El brasileño expresó su deseo de que el club intentara por todos los medios evitar que el Comité de Competición le impidiera jugar el domingo ante el Athletic, en lo que él entiende que sería su último partido con la camiseta del Sevilla. Ayer, durante el partido de Unicef, reincidió en su mensaje de despedida: "He terminado un ciclo aquí y quiero que se quede en el Sevilla la idea de que fui un gran profesional", dijo. Su intención era despedirse este domingo, pero Competición no ha tenido clemencia con él.

El comité federativo decidió castigar a Daniel con dos partidos de suspensión por la pelea que se originó a raíz de su enfrentamiento con Pavone. Undiano Mallenco recogió en el acta que lo expulsó por dar un cabezazo a Pavone y, aunque en principio no lo hizo, el Sevilla decidió a mediodía de ayer presentar alegaciones, al entender que en las imágenes no se aprecia bien esa agresión, sino sólo un amago de cabezazo. Pero Competición ha seguido a rajatabla el dictamen del árbitro navarro y sanciona con un partido a Daniel por agresión, aplicando el artículo 137.c de los Estatutos federativos , y con otro por la agravante de reincidente, ya que ha sido expulsado en varias ocasiones esta temporada.

Esta agravante deja al Sevilla maniatado de cara al recurso que enviará al Comité de Apelación, puesto que es norma no escrita que cuando Competición castiga con dos partidos, Apelación lo deje en el mejor de los casos en uno. La última opción es el Comité Español de Disciplina Deportiva.

Así pues, es casi seguro que Daniel causará baja el domingo, aunque el club recurrirá esta sanción para ver si puede salvar a su futbolista. Por ello, si Daniel ve cumplida su voluntad de ser traspasado a un grande al final de esta temporada, como ha venido reiterando, no podrá despedirse de la afición sevillista, con lo que su epílogo habrá sido el derbi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios