Nuevo fichaje del Barcelona

Arturo Vidal, un futbolista excesivo para todo

  • Su brillante trayectoria aparece salpicada de episodios oscuros que justifican su fama de jugador rebelde

Arturo Vidal con el balón. Arturo Vidal con el balón.

Arturo Vidal con el balón. / EFE

Los casinos, la velocidad excesiva y el alcohol acompañan de manera peligrosa la carrera del chileno Arturo Vidal, el fichaje estrella del Barcelona para la próxima temporada.

Su brillante trayectoria en el fútbol europeo aparece salpicada de episodios oscuros que justifican su fama de jugador rebelde rayano a lo conflictivo.  Accidentes automovilísticos, sanciones por abusos varios y declaraciones incendiarias hacen del Rey Arturo uno de esos futbolistas que nunca pasan inadvertidos.

Para lo bueno y para lo malo, el mediocampista chileno de 31 años es un hombre excesivo. Tanto, que el entrenador argentino Jorge Sampaoli no dudó en airear sus problemas cuando aún ocupaba el banco de la selección chilena. Igualmente, a las órdenes del técnico argentino, Vidal conquistó uno de sus mayores logros -una Copa América con Chile- y también protagonizó algunos de sus episodios más controvertidos.

El más recordado presenta a un Vidal pidiendo disculpas públicas, entre lágrimas, después de haber estampado su Ferrari durante la Copa América que acogió su país en 2015, cuando manejaba borracho y permaneció una noche detenido.

"Me cuesta mucho hablar. Estoy muy avergonzado por lo que pasó", dijo el "Rey Arturo" con la voz entrecortada. "Quiero disculparme con mis compañeros, el cuerpo técnico, los dirigentes y con todo el país. Les fallé a todos", añadió, después de que la Policía lo pusiera en libertad acusado de un delito de conducción en estado de ebriedad. 

El centrocampista manejaba bajo los efectos del alcohol y puso en riesgo la vida de varias personas, la de su esposa entre ellas. 

El suceso conmocionó a la sociedad chilena e implicó incluso a la entonces presidenta de la nación Michelle Bachelet. La mandataria, que un año antes había acudido al fastuoso casamiento religioso que Vidal celebró en Santiago, habló con Sampaoli para saber de primera mano cómo reaccionaría ante el caso.

Consciente de la importancia de Vidal en el equipo, el argentino le permitió continuar disputando el torneo que acabarían conquistando en los penaltis frente a la "Albiceleste" liderada por su ahora compañero Lionel Messi.

Como el Real Madrid, a quien acusó de "robo" tras los cuartos que los blancos disputaron frente al Bayern de Múnich en la Champions de 2016-17, el astro argentino fue, precisamente, unos de los blancos preferidos de los "disparos" verbales del Guerrero.  

"Yo no le tengo miedo a Messi, pero hay que preguntarle a él si se quedó con miedo", señaló el volante chileno en una entrevista con un medio brasileño justo antes del Mundial de Rusia. "Les ganamos todas las finales que jugamos y, si nos enfrentamos de nuevo, les vamos a volver a ganar. Creo que todavía sueñan conmigo", agregó en tono jocoso el lenguaraz Vidal. 

Días más tarde, no obstante, la estrella chilena salvó a Messi de la quema tras el naufragio argentino en la reciente Copa del Mundo. "Es difícil hablar de Messi. Todos saben que es el mejor del mundo, pero la selección argentina no lo acompaña, no lo ayudan a hacer el fútbol que él sabe", analizó el mediocampista que a partir de ahora deberá contribuir a que el 10 brille de nuevo en el Barcelona. 

Para ello, Vidal cuenta con un arma que destacaron todos sus entrenadores: su carácter competitivo y ganador. 

"Tiene ese gen competitivo que, en la dificultad, no se queja, va hacia delante y, junto a Alexis Sánchez, ha convertido a Chile en una de las potencias mundiales del fútbol", resaltó del chileno el catalán Josep Guardiola cuando lo dirigió en el Bayern Múnich. 

Con su inconfundible cresta mohicana, su característica barba y sus incontables tatuajes, Vidal nunca escondió el temperamento que le sirvió, al tiempo, para acumular cinco expulsiones en su carrera deportiva y para liderar una campaña para que el Gobierno chileno incluyera la bomba de insulina dentro de la sanidad pública. 

Lo alentó su hijo Alonso, diabético, y responsable también de la difusión de su fichaje por el Barcelona en su canal de Youtube.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios