Coosur Real Betis De Gacesa a Green, el abismo

  • En la temporada 2017-18 el desconocido pívot serbio fue el parche desesperado en el mercado en pos de una salvación que no cuajó

Green se ejercita en San Pablo ya como jugador del Coosur Real Betis. Green se ejercita en San Pablo ya como jugador del Coosur Real Betis.

Green se ejercita en San Pablo ya como jugador del Coosur Real Betis. / Betis Baloncesto

Erick Green es el segundo movimiento del Coosur Real Betis durante la temporada, después de que poco antes llegara al conjunto sevillano Jerome Jordan. Dos fichajes que elevan el nivel de la plantilla con casi toda la segunda vuelta por delante para que el equipo empuje hacia arriba en pos de alcanzar el objetivo de la salvación al final de la temporada.

Calidad y con tiempo por delante. Todo lo contrario que en el descenso bético de la 2017-18, cuando con cinco partidos por delante el Betis apostó por un desconocido Nikola Gacesa, pívot que deambulaba por ligas menores, cuando era colista pero a sólo un triunfo del Bilbao Básket – que lo terminó acompañando a la LEB Oro–, Joventut y Zaragoza, que una semana antes fue al mercado a por Milko Bjeliça y Dylan Ennis. Un interior y exterior. Gacesa debutó precisamente en elque era un duelo vital en la capital maña. El bético apenas jugó 3.30 minutos y se estrenó de verdiblanco con cero y puntos y cero rebotes, mientras que Bjeliça aportó para el cuadro aragonés 18 puntos y seis rebotes en 32 minutos y Ennis, 13 puntos en más de 23 minutos. Evidentemente ganaron los locales (81-78), hundiendo por completo al conjunto hispalense, que semanas antes había dejado escapar a Bjleliça.

La Penya también andaba en la lucha, pero en ese momento empezaba ya a sacar la cabeza tras moverse en el mercado. Los verdinegros estaban en la cola de la clasificación, empatados con el cuadro heliopolitano, al final de la primera vuelta. Entonces apostaron por Laprovittola, motor del equipo a partir de ahí, aunque los resultados no acompañaron de inicio y en la jornada 24 el Joventut era colista con dos triunfos menos que los verdiblancos. Llegó también Conger, ahora en el Betis y que debutó en San Pablo de verdinegro, y de los últimos 10 partidos los de Badalona ganaron ocho encuentros para sellar su salvación, mientras los verdiblancos perdieron los últimos nueve con un Askia Booker (fichaje al inicio de la segunda vuelta) que llegó como solución de urgencia en la dirección y fue de más a menos.

Aquel descenso, sin duda, lo marcaron los fichajes de unos y otros en la recta final y parece que el Betis ha rehecho su plantilla con tiempo y jugadores de calidad para pugnar con suficientes argumentos por una permanencia que ahora depende de él mismo.

Erick Green se ejercita en San Pablo con sus nuevos compañeros. Erick Green se ejercita en San Pablo con sus nuevos compañeros.

Erick Green se ejercita en San Pablo con sus nuevos compañeros. / Betis Baloncesto

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios