Joventut - Coosur Real Betis | La previa

El golpe de efecto necesario para el Coosur Betis

Joan Plaza da instrucciones a Ouattara en un entrenamiento.

Joan Plaza da instrucciones a Ouattara en un entrenamiento. / Coosur Betis

No perder el tren de la permanencia es el reto del Coosur Betis en esta dura trilogía que afronta antes de medirse con varios rivales directos el próximo mes. Sorprender al Real Madrid era complicado, más si cabe con un paupérrimo 35% de acierto en tiros de dos puntos, pero quedan dos oportunidades para rascar donde nadie lo espera y agarrarse con fuerza a la salvación. El argumento de que el equipo compite (casi) siempre valía hasta ahora, pero en la recta final de la Liga Endesa toca sumar victorias para escapar del pozo y es lo que intentará el conjunto verdiblanco este domingo (17:00) en Badalona.

Allí espera un Joventut al que el equipo de Plaza quiere coger algo despistado tras una dura semana con dos enfrentamientos ante la Virtus Bolonia en los cuartos de final de la Eurocup, de la que además quedó eliminado. El martes jugó en tierras transalpinas; el viernes, en el Olímpico. Una dura serie que no ha permitido preparar a los de Carles Durán el duelo ante un Betis que debe salir desde el inicio concentrado y no conceder al rival ventajas que después no sea capaz de recuperar, como le ha pasado ya varias veces en lo que va de curso.

Coger despistada a la Penya y no conceder atrás serán las premisas del cuadro verdiblanco, que deberá centrarse en parar a Tomic, baluarte verdinegro. Las ayudas ya funcionaron en buena medida la pasada jornada con Tavares, por lo que deberán darle continuidad a ese trabajo los béticos. El croata es más lento que el caboverdiano, lo que le vendrá bien a Jerome Jordan, pero es capaz de generarse canastas solo y jugando de espalda, situación en la que sufre un Ndoye al que los colegiados les siguen cobrando muchas faltas, alguna seguramente por ser novato en la liga y estar en un equipo que pelea en la zona baja.

El trabajo de los interiores, incluido Kay, será importante también en la lucha bajo los aros, cuestión a dominar para no conceder segundas opciones al contrario y, en el otro aro, aprovechar las propias, ya que el Betis es el tercero en esta faceta aunque le cuesta aprovechar esas segundas oportunidades para sumar.

Pero el Joventut, que anda por la liga con cierta tranquilidad en el séptimo lugar, con tres triunfos de ventaja sobre el noveno en su objetivo por clasificarse para los play off y puede permitirse algún despiste, cuenta con otros puntales. Por ejemplo, Xavi López-Aróstegui, que ha acabado por explotar esta campaña, aunque sufrió un esguince de tobillo en Bolonia, o veteranos como Pau Ribas, que, recuperado ya de su lesión, vuelve a aportar al equipo puntos por fuera e incluso en la dirección, dado que siguen fuera los bases Demetrius Jackson y Arturs Zagars.

Las opciones de los verdiblancos, que por la coincidencia de colores vestirán de morado –no saben lo que es ganar de ese color–, pasarán por mostrar de nuevo su mejor versión defensiva ante un conjunto que promedia este curso 85 puntos por partido. La defensa debe ser el arma del conjunto de Plaza, como mostró ante el Andorra, ya que sigue siendo muy irregular e inconsistente en ataque, necesitado siempre de la aparición de un Feldeine que lleva ya un par de encuentros desaparecido; Ouattara, que no acaba de mostrar lo que aporta en Francia; o un Ndoye que necesita que lo surtan de balones.

Atrás, Pablo Almazán y Borg deben hacer su trabajo para frenar a los anotadores de la Penya, con alternativas a a López-Aróstegui y Tomic como Brodzyanski, Ventura, Conor Morgan o Bassas, al que los bases tendrán que atar en corto en el perímetro ante su 43% de acierto en el triple. No en vano, el Joventut es el quinto más efectivo de la ACB desde la línea de los 6,75 metros (39,4%), talón de Aquiles heliopolitano esta campaña con un 31,8% que le está costando demasiados disgustos. Sin bases que dirijan, pocas veces quedan liberados los tiradores béticos y cuando toca tirar de individualidades no siempre se toman las mejores decisiones.

Necesita el Betis sorprender a uno de los equipos de arriba para creer en el trabajo que viene desarrollando y visitar a un Joventut que viene de una dura semana con dos partidos esta semana no es mala ocasión para ello. Salir centrado desde el inicio, controlar las pérdidas, tomar buenas decisiones en ataque y jugar con cabeza en caso de un final apretado marcarán las opciones de un conjunto hispalense que sigue con el agua al cuello y el descenso acuciando mientras llega el golpe de efecto bético.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios