Coosur Real Betis

El triple, una losa para el Betis

  • Los tiradores del equipo, que la pasada campaña estaban por encima del 40%, rebajan su acierto este curso

  • El conjunto verdiblanco es el peor de la Liga Endesa desdemás allá de la línea de los 6,75 metros

Feldeine lanza un triple en prensencia de Salin, del Lenovo Tenerife.

Feldeine lanza un triple en prensencia de Salin, del Lenovo Tenerife. / E. Cobos (ACB Photo)

El bajísimo porcentaje de acierto en tiros de dos puntos (35%) acabó con las (escasas) opciones que pudiese tener el Coosur Betis de sorprender el pasado domingo al líder Real Madrid, pese a que el conjunto sevillano tiró (más y peor) que su rival. Pero si una efectividad, falta de ella en realidad, viene marcando la temporada verdiblanca es la del triple, con Curro Segura y Joan Plaza, talón de Aquiles al que se sigue sin encontrar remedio alguno.

Muchos tiros, como ha reconocido el técnico catalán, son buenos y él sigue animando a sus jugadores a lanzar. Otros, muchos, son productos de malas decisiones y selecciones de lanzamiento en los que los béticos tiran de un individualismo que no soluciona nada en estos momentos y agravan los problemas de un equipo que necesita mejorar sus porcentajes por fuera en su lucha por la salvación.

Plaza no entiende, según ha comentado en las ruedas de prensa cómo jugadores que rondaban las últimas temporadas el 40% de eficacia están muy por debajo esta campaña de esa cifra, lo que lleva al cuadro heliopolitano al ser el peor equipo de la Liga Endesa desde más allá de la línea de los 6,75 metros, con 31,8% (192 aciertos de 664 intentos) en los 25 partidos disputados. El curso anterior, antes de que los clubes votasen a favor de dar por acabada la fase regular, con 23 jornadas disputadas era el tercero mejor en esta faceta con un 38,3% con 222/580: mayor acierto en menos encuentros y con menos intentos.

Randle lanza un triple ante Rabaseda, del San Pablo Burgos. Randle lanza un triple ante Rabaseda, del San Pablo Burgos.

Randle lanza un triple ante Rabaseda, del San Pablo Burgos. / D. Ligero (ACB Photo)

LOS QUE CONTINÚAN

Dos piezas de la batería exterior repiten este curso y son claros exponentes de esa diferencia de efectividad. Especialmente Borg, que este año está en un 32,1% (17/53) cuando la pasada campaña promedió un 44,6% (25/56). El otro es Pablo Almazán, que si bien no es un tirador también ha rebajado sus números pasando de un 29,3% (12/41) a un 27,3% (9/33).

LOS ESPECIALISTAS

Más escandaloso son los números en especialistas como Feldeine, Ouattara o Campbell. El internacional dominicano es –debe serlo, al menos– el líder ofensivo del Betis. Acostumbra a menudo a dar un paso atrás y lanzar de posiciones alejadas, muchas veces con un rival encima, lo que lo ha llevado a un 53/157, para un 33,8%, cuando la pasada campaña en el Hapoel Jerusalén alcanzó un 42,7% en los 48 encuentros que disputó con la escuadra hebrea (126/295). Un 10% menos que en el jugador llamado a liderar el ataque hispalense es un hándicap importante. En los dos últimos choques acumula un 1/7.

El Betis acumula este curso el peor porcentaje de la ACB con 192/664 en triples y un 31,8%

En esa línea está también Ouattara, que con el Mónaco firmó en la 2019-2020 un 43,2% de acierto, con un 80/185 en los 43 choques que disputó en todas las competiciones con el club galo. Esta campaña como verdiblanco sus estadísticas bajan hasta un pobre 32,4% (23/71), rebajando en más de un 10% su efectividad desde la línea de los tres puntos.

El otro exterior que la pasada campaña estuvo por encima del 40% fue TJ Campbell, que con el Turk Telekom estuvo en un 43,4% en los 38 choques que disputó entre la liga turca y la Eurocup. Destacó un 8/10 en triples al Fenerbahçe. Este año está en un 33,6% (37/110).

LOS DEBUTANTES

En ACB este año se estrenan con el Betis tres jugadores, que debían ser importantes desde fuera y no están en los números esperados. Randle –quien en realidad ya disputó un partido la pasada campaña con el Fuenlabrada–, viene de una larga lesión y a pesar de ello es el que mejor números presenta con un 38,2% (13/34), aunque destaca el error en Miribilla cuando fue taponado por Hakanson y que le costó la derrota a su equipo. Sin embargo, antes de lesionarse con el Fuenlabrada jugó en Australia, en el Adelaida, con el que promediaba un 33,3% (45/135), si bien un curso antes, en la 2018-19, con el Sidney logró un 43,8% desde el triple (42/96).

Mike Torres lanza un triple desde la esquina ante la oposición de Deon Thompson en el duelo ante el Unicaja. Mike Torres lanza un triple desde la esquina ante la oposición de Deon Thompson en el duelo ante el Unicaja.

Mike Torres lanza un triple desde la esquina ante la oposición de Deon Thompson en el duelo ante el Unicaja. / M. Pozo (ACB Photo)

De Australia llegó Kay, un ala-pívot que debía abrir el campo con el 50/102 y 49% de efectividad que logró el año pasado en Perth. Esta campaña está en un 28,6% de acierto con apenas un 14/49. El último de los exteriores es Mike Torres, que va ganando minutos poco a poco. El base hizo con el Valladolid en LEB Oro un 37,7% (26/69) y en ACB está con un 5/18 (27,8%).

Entre estos ocho jugadores acumulan 174 de los 192 triples anotados por el Betis, acumulando entre ellos un 32,6%, mientras que el total de todo el equipo es de un 31,8%, el peor de la liga. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios