Gipuzkoa Básket-Coosur Betis | La crónica El paso adelante esperado del Betis en el momento justo (68-91)

  • El conjunto sevillano barre al GBC en un partido clave, el primero de cuatro seguidos ante rivales directos, y sale del descenso

  • La defensa colectiva y los puntos de Ndoye y Feldeine fueron decisivos

Campbell entra a canasta defendido por Faggiano y Pere Tomàs.

Campbell entra a canasta defendido por Faggiano y Pere Tomàs. / Gorka Estrada (ACB Photo)

En el partido más importante de la temporada hasta el momento, cuando se jugaba las papas, aunque quedan papas por jugar aún, el Coosur Betis dio un paso adelante. Los hombres que debían aparecer no se escondieron, la garra en defensa que debía imperar desesperó al rival y el conjunto de Plaza, en uno de los mejores partidos del curso, se impuso por 68-91 al colista Gipuzkoa, al que deja a dos triunfos por detrás ya más el basketaverage, con ocho partidos por delante. Primer puerto de montaña superado, pero hay que seguir pedaleando y dejarse el alma en la pista con el máximo compromiso, como demostraron Ouattara lanzándose al suelo a por un rebote con +16, Ndoye bajo los aros para capturar seis rebotes, Feldeine anotando desde el triple o Campbell dirigiendo con cabeza cuando más inteligentes había que ser.

El cuadro verdiblanco hizo un partido muy completo. Acertado en ataque, la defensa ahogó a un GBC que se obcecó desde el triple cuando el plantel hispalense empezaba a abrir brecha y se olvidó de que hay otras formas de anotar. El 5/6 local desde el tiro libre frente al 19/21 visitante, con 9/10 para un Ndoye que le ganó la partida a Okouo en los dos aros, fue uno de los aspectos que marcó el choque, como los 13 triples errados consecutivamente en la segunda parte por el cuadro donostiarra hasta que Dee, al que se vio con ganas ante su ex equipo, acertó desde más allá de la línea de los 6,75 metros. Pero ya era tarde, porque el 59-81, después de una máxima renta de 30 puntos para el conjunto sevillano (51-81), no daba opción a un Gipuzkoa muy inferior a un Betis que demostró carácter cuando más hacía falta.

13 triples seguido falló en la segunda parte el GBC mientras la renta bética crecía

Y lo hizo desde el inicio, con una buena salida a Illumbe de la mano de Feldeine y Ndoye, autores de los 13 primeros puntos, con un Ouattara fallón. Las rotaciones en el cuadro sevillano funcionaban y Randle puso una ventaja de 15 puntos en el primer cuarto para un equipo concentrado sobre el parqué, consciente de lo que se jugaba. Con 12-27 las cosas pintaban bien, pero cinco puntos de Dee iniciaron la reacción vasca, incluido un triple desde el centro del campo después de una pérdida del base bético cuando sólo tenía que agotar la posesión.

Ndoye pivota ante Carlson. Ndoye pivota ante Carlson.

Ndoye pivota ante Carlson. / Gorka Estrada (ACB Photo)

Las pérdidas que habían lastrado a los de Marcelo Nicola se trasladaron al otro lado. Casi cuatro minutos tardó el Betis en anotar con tres errores en el tiro y cinco pérdidas y el GBC lo aprovechó para ponerse a tiro de una canasta (25-27) con un gran acierto en el triple. Momento caliente del choque. Y apareció Feldeine, con un triple de los suyos desde casi ocho metros con una mano encima, para llevar la tranquilidad a su banquillo. Ndoye, un faro en la pintura, amplió la renta y el 25-34 dio un golpe de realidad al cuadro vasco: no era su tarde. Feldeine con siete puntos seguidos cerró el cuarto y dejó la renta en 12 puntos al descanso (37-49), una vez superado ese instante peligroso.

El Betis deja al colista a dos triunfos más el ‘average’ y supera en uno ya al Bilbao

A partir de ahí, todo fue ya coser y cantar. Una buena salida de los vestuarios, con Almazán posteando a Dee, Campbell poniendo cabeza en ataque y Ndoye haciéndose más grande en la pintura, llevaron la renta a la veintena de puntos, con Ouattara lanzándose a por un rebote al suelo como si la victoria dependiera de ello. El Gipuzkoa se dio contra un muro desde el triple: 0/9 en este cuarto, con el Betis no mucho mejor con 1/8, pero sumaba desde la personal y bajo los aros para encarar el tercer cuarto con 21 puntos de ventaja (48-69), desde una buena defensa en la que Borg y Kay, que a falta de puntos robaba balones (tres) y sumaba rebotes.

Con otro partido vital el miércoles ante el UCAM Murcia, Plaza dio descanso a sus jugadores. Campbell, Feldeine y Kay ni pisaron la pista y Ndoye sólo estuvo cinco minutos. Tiempo para los más jóvenes y para que la sangría local no fuera a más, pensando que se ha ganado un partido, pero que todavía queda guerra en la lucha por la permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios