Coosur Real Betis-Herbalife Gran Canaria

Cuando la urgencia aprieta

  • El Betis, colista de la ACB, está necesitado de un triunfo frente a un Gran Canaria que se juega la Copa

  • Jerome Jordan debutará en los locales

Los jugadores, con el debutante Jerome Jordan en el centro, atienden en la pista principal de San Pablo la charla de Juanma Rodríguez, director deportivo. Los jugadores, con el debutante Jerome Jordan en el centro, atienden en la pista principal de San Pablo la charla de Juanma Rodríguez, director deportivo.

Los jugadores, con el debutante Jerome Jordan en el centro, atienden en la pista principal de San Pablo la charla de Juanma Rodríguez, director deportivo. / Coosur Betis

El tiempo se agota y no regresa. Las oportunidades pasan y si el Coosur Real Betis quiere seguir muy vivo en esta ACB más le vale ganar de una vez, porque las consecuencias negativas de una mala dinámica son bien conocidas en las entidad verdiblanca. El colista no está muerto, ni mucho menos. Queda más de medio campeonato por delante para revertir la situación y las sensaciones que da el equipo es que los jugadores no han bajado los brazos. Todos los rivales, también los de este Herbalife Gran Canaria que visita San Pablo (12:30), coinciden en que los resultados no hacen justicia al juego del cuadro hispalense, pero en el deporte profesional lo que cuenta es ganar y de eso, por mala suerte, por los nervios, por los árbitros o por la mala gestión de los partidos le falta a un Betis que tras caer la anterior jornada por 88-89 frente al Manresa no puede dejar escapar más oportunidades de subirse al tren de la liga.

Previa Coosur Betis Previa Coosur Betis

Previa Coosur Betis / Dpto. de Infografía

Ya se acabaron los peros. Porque aunque el contrario sea mejor sobre el papel la necesidad aprieta tanto que el corazón debe igualar el duelo. Estrenará pívot el Betis con un Jerome Jordan que mandará al banquillo, descartado, a un Izundu que no ha aprovechado todas las oportunidades que se le han dado. Demasiadas. Sí lo ha hecho Niang, que ha dado un paso adelante y debe ser un buen complemento al jamaicano, un interior distinto con rango de tiro de cuatro metros y capaz de generarse sus canastas recibiendo de espalda. ¿Tanto costaba verlo? Quince jornadas, ni más ni menos, que han supuesto varias derrotas. Más vale tarde que nunca.

Pero Jordan, pese al apellido, no es un hombre que gane partidos por sí solo. Esto lo debe sacar adelante el grupo. Desde un Sipahi que debe aprender a buscar la mejor opción y sacar mayor provecho de su físico y de su capacidad para entrar a canasta, a un Slaughter que afronta la enésima oportunidad para convertirse en el líder que necesita el conjunto sevillano sobre el parqué, pasando por un Whittington que debe dotar de mayor regularidad a su juego. Lo pasarán mal Conger y Pablo Almazán frente a los Okoye, Beirán y Paulí. No estaría mal probar con Obi de alero, ya que la pintura aun jugado de cuatro ni la huele.

Bourousis y Costello son pívots con rango de tiro exterior a los que no se puede obviar

Sigue siendo el triple la mejor arma bética, pero de no debe ser la única. Tampoco es cojo el Gran Canaria desde más allá de la línea de los 6,75 metros, pues todas sus piezas, incluso las interiores, tienen rango de tiro. No podrán flotar a Bourousis ni Costello los pívot en el perímetro, pese a que el peligro real de ambos esté por dentro. Ahí podría ayudar un Nacho Martín que de nuevo ha pasado al ostracismo junto a Malmanis. Dos ala-pívots que no rascan bola para que Obi, un debutante, sea el que lleve el peso en ese puesto. Repetir la situación vivida contra el Manresa, teniendo enfrente ahora a Shurna y Burjanadze, sería dar ventaja al rival, por mucho que Whittington ayude.

Cerrar el rebote y la defensa serán claves para frenar a un Gran Canaria al alza que le va tomando el pulso a lo que quiere Fotis Katsikaris y que llega a Sevilla tras perder sus últimas tres salidas, pero jugándose una plaza en la próxima Copa del Rey. Con Cook, el mejor asistente de la liga, plenamente recuperado, y Harper como máximo anotador, el Betis tendrá que poner más alma y corazón que nunca para no dejar pasar más jornadas sin ganar. La urgencia aprieta más que nunca a un colista que se juega más de lo que se imagina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios