Betis Energía Plus-Força Lleida | La previa En la mente, sólo el paso a paso

  • El Betis Energía Plus busca la decimocuarta victoria seguida para cerrar una primera vuelta casi perfecta ante un Lleida en horas bajas

  • Esta noche los de Segura conocerán a su rival en la Copa Princesa

Malmanis, Bropleh y Stainbrook realizan ejercicios de calentamiento en San Pablo durante un entrenamiento del Betis Energía Plus. Malmanis, Bropleh y Stainbrook realizan ejercicios de calentamiento en San Pablo durante un entrenamiento del Betis Energía Plus.

Malmanis, Bropleh y Stainbrook realizan ejercicios de calentamiento en San Pablo durante un entrenamiento del Betis Energía Plus. / José Ángel García

Después del 13 va el 14. Con esa idea, la del pasito a pasito que Curro Segura trata de grabar a fuego a sus jugadores, el Betis Energía Plus afronta la visita de un Força Lleida en horas bajas en busca de la decimocuarta victoria consecutiva, la decimoquinta en lo que va de campeonato, para cerrar la primera vuelta de esta LEB Oro de la mejor de las maneras.

El líder de la categoría llega a la mitad de su camino esta campaña en su mejor momento. Viaja a velocidad de crucero imponiendo su ley a ritmo de triunfos merced a un gran equilibrio entre una intensa defensa que levanta un muro en su canasta por momentos y un certero ataque, con la salvedad la pasada jornada en Castellón, que actúa cual martillo pilón para sus rivales, que no saben si destaparse por fuera para cerrar el camino a los Stainbrook, Tunde, Samb o Malmanis, o hacerlo por dentro dejando más espacios en el perímetro donde los Bropleh, Borg, Dee, Obi y Dani Rodríguez golpean desde más allá de la línea de los 6,75 metros.

Buena parte de las opciones béticas pasarán por mantener esa efectividad en ataque ante una de las mejores defensas del campeonato, pues el conjunto ilerdense es el segundo del campeonato que menos puntos recibe, apenas 70,2 de promedio. De hacerlo, mucho tendrán ganado los de Segura, pues los de Jorge Serna no están yendo sobrados en la parcela ofensiva, como reflejan sus 73,7 puntos de media, pocos, sobre el papel, ante un Betis que el tope de puntos encajados en los últimos 10 encuentros es de 73 dejando a ocho de sus oponentes en esta serie de partidos por debajo de los 70 puntos.

Alineaciones posibles. Fuente: LEB ORO. Alineaciones posibles. Fuente: LEB ORO.

Alineaciones posibles. Fuente: LEB ORO. / Dpto. de Infografía

La máquina verdiblanca parece bien engrasada, pero Curro Segura no quiere confianzas y prepara el choque como si fuese el último y sin pensar en las bajas de un Lleida que ha caído en cinco de sus seis últimos duelos perdiendo el tren de la cabeza. No en vano, el TAU Castellò y el Barcelona B, ambos envites a domicilio, hicieron sufrir a un Betis que también sabe manejarse en las distancias cortas, aunque en su fortín de San Pablo, donde se mantiene invicto, parece mucho más sólido y seguro.

El Lleida viaja sin Fall, baja por una fascitis plantar que arrastra desde hace tiempo

Un buen arranque jugando con intensidad y velocidad desde el salto inicial le permitió romper pronto los choques ante el Oviedo, el Real Canoe, el Melilla y el Palencia y volverá a ser la línea a seguir frente al cuadro catalán, aprovechando las rotaciones y el amplio fondo de armario con el que cuenta Segura. Algo que anhela Serna en estos momentos, pues a la baja de Fernando Sierra, KO en torno a tres meses debido a una fractura trabecular en su rodilla izquierda, se une hoy la del pívot Massine Fall, al que el técnico ha decidido parar tras estar jugando con una fascitis plantar. Además, Stutz es duda por una gastroenteritis que le ha impedido entrenarse con normalidad y Obi Kyei también arrastra molestias, si bien ambos forzarán.

Cerrar bien la zona ante uno de los equipos que mejor carga el rebote ofensivo permitirá al cuadro sevillano correr y sentirse cómodo en la pista, manejando a través de Dani Rodríguez y Lluís Costa el ritmo del partido. Trabajo extra tendrá Borg ante el serbio Djuran, que viene de firmar ante el Valladolid la pasada semana un 4/9 en triples suficiente como para atarlo en corto. El sueco jugó los últimos 15 minutos del partido en Castellón, con el marcador en un pañuelo, elevando el nivel en defensa, aunque los puntos de Dee siempre son necesarios en un Betis que tiene en el triple su arma preferida.

Pero no es infalible. El 5/23 desde más allá de la línea de los 6,75 metros del pasado viernes desajustó el ataque bético por momentos, hasta que se dio cuenta que debía aprovechar su poderío físico y Pablo Almazán, Borg y Dani Rodríguez comenzaron a sacar personales penetrando con decisión o, en el caso del base, doblando balones a algún compañero que estuviese liberado para lanzar sin oposición.

Son las variantes y soluciones de un equipo que al final de la primera vuelta mira ya de reojo a la Copa Princesa, de la que será anfitrión el 8 ó 9 de febrero y esta noche conocerá a su rival (el Bilbao, si gana; el Huesca o el Palencia), y también a un récord de triunfos consecutivos (16 del CB Murcia en la 2010-2011) que empieza a tomarse como un reto personal, sobre todo ahora que con 13 ya en la saca el equipo hispalense afronta dos choques seguidos en casa, el próximo ante un Huesca que hoy por hoy es uno de los rivales directos.

Pero antes toca pensar en ganar a un Lleida siempre competitivo desde su defensa. La variedad en el juego de los verdibancos será fundamental para desarmar a un rival que va justito de efectivos por dentro. La posibilidad del Betis para rotar debe agotar a los interiores del cuadro ilerdense, que acaba de incorporar a su disciplina al escolta británico Joshua Dylan Steel, que disputará su segundo partido con su nuevo equipo.

Al líder de la LEB Oro sólo le vale ganar para no bajarse de la nube en la que vive instalado desde la sana costumbre de ganar que tanto se echaba de menos por Sevilla en los últimos tiempos. Lo fácil que es acostumbrarse a lo bueno tras tantas penurias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios