Betis E-Plus

Convocatoria o lesionados

  • Quintana, pendiente hoy de Draper tras recuperar ya a Saúl Blanco

Draper, durante un entrenamiento en San Pablo. Draper, durante un entrenamiento en San Pablo.

Draper, durante un entrenamiento en San Pablo. / víctor rodríguez

Esta tarde se conocerán las altas y bajas de los equipos cara a la jornada decimoctava de la Liga Endesa, primera de la segunda vuelta, y el Betis Energía Plus anda pendiente de un nombre propio.

Draper, el base que se fichó hace dos meses con la idea de que liderase la dirección del juego bético, se perdió el último encuentro ante el Baskonia por problemas en la espalda. Viajó a Vitoria algo reticente ya tras andar renqueante toda la semana, durante la que trabajó con los fisioterapeutas del club, pero en el entrenamiento del día antes del partido dijo que sentía dolor y se quedó en el banquillo. Esta semana ha ido poco a poco reintegrándose al trabajo con el grupo, aunque a menor ritmo, por lo que Óscar Quintana tendrá que decidir si cuenta con él porque está recuperado o si lo fuerza -que a tenor de lo ocurrido ya no parece ser la idea del jugador- ante la importancia del choque, o sigue de baja por la lesión.

Aun siendo una dolencia complicada, lo cierto es que en el club se confiaba en que pudiese jugar en Vitoria, sobre todo después de que en Burgos, pese al error en la última jugada en la que su triple no tocó ni el aro, firmó estadísticamente su mejor actuación como verdiblanco. Pero a última hora, pese a que viaje, el base se autodescartó y serán sus sensaciones las que determinen si el técnico dispone el domingo de él o no.

El que sí parece estar ya a disposición del preparador cántabro es Saúl Blanco. El alero, desaparecido desde la jornada octava en Andorra, sólo ha disputado cinco encuentros esta campaña, uno, el citado, desde que Quintana está al frente. Durante muchos partidos fue el descartado y después una contractura en uno de los gemelos, según el propio técnico, lo mantuvo en el dique seco las últimas semanas. Pero hace justo una semana dijo que el asturiano estaba "a punto de entrar ya" y en ésta trabajó con normalidad, por lo que si Draper se cae se sentará en el banquillo más de dos meses después.

Si todos están aptos para jugar, será Saúl Blanco el sacrificado otra vez por Quintana en su convocatoria, pero si cae algún lesionado el alero ovetense podría tener alguna oportunidad de nuevo ante un rival, el Gipuzkoa, en el que uno de sus aleros, Joan Pardina, reaparecerá en Sevilla tras perderse dos partidos tras ser intervenido de los huesos propios de la nariz. Jugará con una máscara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios