Betis E-Plus

"Pasar página" como medida para crecer

  • Quintana reconoce que la derrota en Burgos escoció a la plantilla, centrada ya en competir ante el Baskonia

Óscar Quintana dialoga con Javier Carrasco, uno de sus ayudantes, durante un entrenamiento en Amate. Óscar Quintana dialoga con Javier Carrasco, uno de sus ayudantes, durante un entrenamiento en Amate.

Óscar Quintana dialoga con Javier Carrasco, uno de sus ayudantes, durante un entrenamiento en Amate. / josé ángel garcía

Si no se da una carambola de resultados el Betis Energía Plus de Óscar Quintana acabará la primera vuelta de la ACB en puestos de descenso. En descenso, pero vivo, que no es poco tras el lamentable inicio de 10 derrotas seguidas, aunque la pasada jornada dejó escapar en Burgos la ocasión de salir del hoyo dejando escapar un partido que tenía ganado y que ojalá no haya que recordar en el futuro.

"Obviamente estamos jodidos, porque tuvimos en nuestra mano ganar. Pero debemos pasar página, porque no nos queda otra que pensar en Baskonia ya", señaló el técnico en la previa del duelo en Vitoria, último de la primera vuelta, si bien el poso de lo que ocurrió en el Coliseum burgalés aún queda. "Lo tuvimos que cerrar antes. Dejamos de jugar los últimos minutos con más paciencia. Perdimos actividad en ataque y en defensa y ellos, apoyados en su afición, le dieron la vuelta al marcador con un gran acierto desde la línea de los tres puntos. No te gusta que esto ocurra, pero es parte del juego. Estas cosas pasan y sólo podemos trabajar para mejorar y procurar que no nos pase más".

El próximo destino bético será ante un rival duro como el Baskonia, un conjunto que penaliza al máximo los errores propios y ante el que hay que hacer un encuentro casi perfecto para poder ganar. "Cuenta con una gran pareja de bases y un juego interior potente. Shengelia, además, puede decidir en cualquier momento, pero tiene otros jugadores que aportan mucho y tenemos que jugar con una mentalidad clara en lo que hacemos, estar concentrados y conceder pocos errores", apuntó el técnico cántabro, consciente de la irregularidad de su equipo: "Cada partido es una historia. En el baloncesto moderno cada vez más se dan esas circunstancias de montaña rusa. Rachas buenas y malas que deciden los partidos; debemos optimizar las positivas y minimizar las malas. Contra Zaragoza, por ejemplo, fue al contrario que en Burgos, pues empezamos mal y acabamos remontando".

En ese duelo en Burgos parecieron pesarle al final los minutos tanto a Kelly como a Schilb, si bien Quintana le resta importancia a esa circunstancia: "Jugamos un partido por semana y no es una excusa. A veces la situación de juego depende también lo que aporten y eso determina que unos jueguen más minutos. Cuando pierdes se busca más allá respuestas porque tanto Kelly como Schilb jugaron tantos minutos o más en Gran Canaria que Burgos, pero el resultado fue distinto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios