Deportes

El filial exige al máximo al Barcelona

El CB Sevilla se quedó a las puertas de la final del Torneo Ciudad de Hospitalet, una cita júnior de enjundia que tenía la recompensa de competir en la Final Four de Madrid para el vencedor, al caer en la segunda semifinal a manos del FC Barcelona (70-74). El equipo de Rafa Monclova dominó buena parte del choque y llegó al descanso con dos puntos de diferencia a su favor (36-34).

La potente escuadra catalana cumplió con el guión previsto, pero sufriendo muchísimo ante el combativo conjunto sevillano, que firmó una gran actuación aunque no disfrutara del preciado botín de colarse en la final del ilustre torneo de la localidad barcelonesa.

Los chicos de Monclova llevaron el ritmo del choque desde el arranque gracias la fabulosa dirección de juego de Carlos Hidalgo, quien terminó con 12 puntos y cinco asistencias, amén del acierto anotador de Tomeu Rigo, principal amenaza de los suyos con 18 puntos.

El conjunto azulgrana echó mano de su gran profundidad de banquillo para elevar el tono físico y la intensidad: Pol Figueras y Atoumane Diagne -hermano del pívot del Fuenlabrada- resultaron determinantes. El base cambió el ritmo en la segunda parte, logrando puntos en lanzamientos decisivos y siendo clave el parcial de 0-10 que encajaron los hispalenses a falta de cinco minutos para el final del duelo; el africano, por su parte, fue dominador bajo los aros, con un total de 13 puntos, 11 rebotes y 18 de valoración, haciendo valer su portentosa fuerza y envergadura.

Aunque la lucha del CB Sevilla no obtuviera la ansieda recompensa, Monclova, quien compagina sus labores en el júnior con el primer equipo, tuvo palabras de aliento para su equipo: "Estamos jodidos porque somos competidores, pero me siento orgulloso de mis chicos tras pelearle hasta el último segundo al Barcelona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios