Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Liga Adelante · gimnástic 3-1 sevilla atco

La mala costumbre de perder

  • El filial suma una nueva derrota en un partido en el que se adelantó de penalti

El Sevilla Atlético sumó una nueva derrota en su visita a Tarragona. El conjunto que dirige Fermín Galeote se comerá las uvas como farolillo rojo, debido sobre todo a que ha sumado un punto en las últimas diez jornadas. Sólo un empate en Vitoria ha logrado llevarse el filial en sus últimos compromisos. Desde aquella ilusionante victoria sobre la Real Sociedad en casa ya ha pasado una eternidad y parece que la situación va empeorando jornada a jornada.

El Nàstic volvió a ganar siete semanas después y tuvo que ser ante el Sevilla Atlético, que demostró por qué es el último de la clasificación, en un partido en el que los locales sufrieron excesivamente, pero en el que supieron aprovechar los errores defensivos del equipo de Fermín Galeote.

La primera aproximación clara fue para el filial sevillista, tras un lanzamiento de esquina que Fali remató a la derecha de la portería de Rubén. El Nàstic inició el encuentro con ganas de controlar, pero era incapaz ante un filial que era inferior a los locales pero que se propuso plantar cara. Hugo a los diez minutos volvió a llevar peligro a la portería de Rubén, sin éxito.

Los de César Ferrando quisieron reaccionar rápido, y Víctor puso a prueba a Mario con un remate a bocajarro que despejó la defensa. También lo intentó Moisés de falta lejana, pero con poca puntería. Fue instantes antes de la polémica.

El local Yedra agarró claramente a Fali dentro del área, por lo que Martínez Franco señaló penalti. Perotti marró el lanzamiento, pero el colegiado mandó repetir, con el consiguiente enfado del público asistente. A la segunda, Perotti no falló.

El Nàstic, herido, se fue a por el empate de forma decidida y no tardaría en conseguirlo. Primero lo intentó Moisés dentro del área en una acción en la que hizo lucirse a Mario. Tras el córner, Yedra enmendaba su penalti estableciendo el empate tras un barullo.

El Nàstic no se conformó y fue por el segundo. A la tercera oportunidad nada pudo hacer el filial. Moisés remató claramente el centro desde la izquierda y batió a Mario estableciendo el 2-1.

En la segunda mitad, Perotti lo intentó de falta desde la frontal sin éxito. Redondo tuvo una clara ocasión a cinco del final. Poco después Víctor sentenciaba tras un centro desde la derecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios