Sevilla | valencia · minuto cero

Cómo paliar la larga baja de Guarente

  • Manzano prefiere "no buscar culpables, sino soluciones" a su lesión · El técnico le quita al partido el cartel de final

La larga ausencia de Guarente, que deberá ser operado esta semana, centró gran parte de la comparecencia de ayer de Gregorio Manzano. El italiano, quien llegó al Sevilla con problemas en su rodilla, como avanzó este diario, ha dejado un importante hueco en el centro del campo, pues el técnico jiennense contaba con él para las rotaciones en la medular, sobre todo fuera de casa. Por ello, ayer instó a buscar cómo se puede paliar esta baja, aunque aseguró que aún no se ha hablado de fichajes en el club.

"Todavía no nos hemos planteado si tenemos que acudir al mercado -dijo Manzano-. No ha habido todavía una reunión formal para analizar el asunto. Vamos a esperar. Quiero saber si el club está dispuesto o si yo lo recomiendo. Cuando llegue su momento se informará de las decisiones que se tomen". Además, quiso suavizar el asunto de fichar a un futbolista que, según reconoció el jefe médico del club, tenía un alto riesgo de sufrir lesiones en esa rodilla: "En la historia del fútbol hay muchos casos de jugadores que se han diagnosticado de una forma y han evolucionado de otra. Podría haber sucedido perfectamente que el jugador se hubiese tirado tres años sin lesionarse, pero ha sucedido esto. Yo he tenido a jugadores descartados por otros equipos por problemas físicos y conmigo han jugado más de 30 partidos al año. No hay que buscar culpables, sino soluciones. Lo que estoy seguro es que todas las partes querían lo mejor, pero ha salido así".

Rueda de prensa MANZANO previa Valencia CF from www.sevillafc.es on Vimeo.

Una de las posibilidades es utilizar ahí a Fazio, a quien Manzano espera tener ya disponible en la Copa el miércoles: "Hay jugadores con esa polivalencia de jugar en los dos puestos, pero a Fazio tengo que verlo ahí, aunque ya lo conozco. Tengo que analizar la situación cuando lo recuperemos. A ver si el miércoles, ojalá, pueda participar para avanzar más en su recuperación".

Aclarada la postura del entrendor sobre el caso del ex jugador del Atalanta, llegó la hora de analizar el encuentro ante el Valencia, que desde las dos partes se ha clasificado como crucial para la determinación de sus puestos en la tabla: "El año pasado tuvieron una clasificación final muy unidos de la mano: tercero y cuarto. Todo el mundo presupone que los dos equipos vamos a estar ahí. El rival llega con tres puntos de ventaja y la lógica intención es vencer e igualarlos en la clasificación. El Valencia sabe que el Sevilla es un rival de su nivel, estamos en el mismo plano. Es pronto para saber si este partido es un test bueno para saber si vamos a estar arriba al final de temporada". No sólo los puntos están en juego, también es un contrincante de altura que servirá para ratificar si la buena trayectoria en Nervión se ve ratificada: "Es un partido para consolidar lo bien que lo estamos haciendo en casa".

También entró a valorar el momento del rival, que ha aflojado últimamente el fuerte ritmo con el que comenzó el curso: "Hace poco tiempo se comentaba que el Valencia podía ser una alternativa al poder de los grandes. Ahora, poco después, ya se echan de menos los jugadores que se han vendido. Yo lo que pienso es que tiene una gran plantilla pese a vender a gente como Villa y Silva. A lo mejor no atraviesa ahora un buen momento, pero yo no me fiaría nada de eso, seguro que nos va a vender muy cara la derrota", dijo, dejando al margen la goleada del Camp Nou: "Los partidos previos, los buenos y los malos, ya están archivados; sólo quedan para sacar conclusiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios