Deportes

Una perla de oro que llama a la puerta

  • Ricardo Pámpano Muñiz. Base del Cajasol júnior y campeón de Europa sub 16 con la selección española

Hace tiempo que en Sevilla se suspira por tener un referente local en la élite del baloncesto. Que la afición no encuentra un jugador de la casa con el que identificarse, pues desde los Raúl Pérez y Carlos Cherry, nadie ha sido profeta en su tierra. Ésta es la ilusión de Ricardo Pámpano, jugador júnior del Cajasol quien, con sólo 16 años, ya está llamando a las puertas del primer equipo hispalense.

Sin embargo, su mayor logro no ha sido con el equipo de toda su vida, sino con la selección española, con la que se proclamó el verano pasado campeón de Europa sub 16 disputado en Lituania. Ganar, además, al anfitrión (70-64) ante más de 6.000 personas es un recuerdo "inolvidable" para este joven base de 1,90 metros. Todo un lujo. En la actualidad, el hispalense milita en el equipo júnior del Cajasol, aunque alterna la competición de su categoría con el conjunto cajista de Liga EBA. Esto se traduce en más de una decena de entrenamientos a la semana y dos partidos, cuestión que, sin embargo, no le impide compaginar "con más o menos suerte" sus estudios de primero de Bachillerato en el colegio Santa Joaquina de Vedruna. "Juego sábados y domingos. Es duro porque tengo que aprovechar al máximo el tiempo del que dispongo y renunciar a cosas, pero es por algo que me gusta y así podré formarme mejor", indicó Pámpano.

Ahí, precisamente, empezó todo cuando su profesor de gimnasia lo encauzó en el baloncesto por ser más alto que el resto. Desde allí, el siguiente paso era lógico, y fue llamado por el Cajasol para hacer una prueba. Allí se quedó ya jugando al minibásket y formándose en un gran club. Desde entonces puso sus ojos en "debutar algún día con el primer equipo en la ACB", su gran sueño, aunque Pámpano sabe que de momento es joven y que tiene tiempo de sobra para dar el salto... más pronto que tarde.

De momento, ya ha podido compartir algunas sesiones de trabajo con Joan Plaza y los suyos, "todo un orgullo", asegura. Mientras, tiene claro que lo suyo es hacer de líder en el conjunto júnior y aprender con el EBA. Eso es lo que se le pide a jugador que, con 16 años (el 30 de abril celebrará los 17), ya sabe lo que es subirse a lo más alto de un podio de todo un Campeonato de Europa. Pero esa no era la primera experiencia que tuvo el sevillano con el combinado nacional, pues era (y es) un habitual de concentraciones en categorías inferiores, aunque en ellas no se compita a nivel internacional. El titulo conseguido en verano no cambia, sin embargo, su forma de jugar: ¿Más responsabilidad ahora? No, me exijo más a mí mismo, pero siempre lo he hecho", destaca el canterano cajista, que hace poco (en las pasadas Navidades) dio un nuevo paso hacia la cima al conquistar el prestigioso torneo de Hospitalet con el Cajasol.

Como cualquier canterano, su sueño pasa por jugar algún día en la ACB con el Cajasol. Hace unos años parecía algo imposible, no porque le falte calidad, al contrario, sino por la escasa confianza de la entidad en los jugadores de los escalafones inferiores. "Ahora es distinto, porque el nuevo cuerpo técnico confía mucho en la gente joven. Incluso Tabak, Ocampo y Plaza se pasan por nuestros entrenamientos y esos es motivante. Satoransky y Sastre son buenos ejemplos a seguir. Mientras, seguiré trabajando", afirma Pámpano, una perla de oro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios