Un sevillano a punto de ascender a la ACB

Del año en blanco a rozar la gloria

  • Eloy Ramírez ha estado a punto de subir con el Melilla a la Liga Endesa, en el que ha sido segundo entrenador en la LEB Oro

  • El utrerano ya ascendió al Morón a la LEB Plata en la 2014-2015

Eloy Ramírez, en el pabellón Javier Imbroda de Melilla. Eloy Ramírez, en el pabellón Javier Imbroda de Melilla.

Eloy Ramírez, en el pabellón Javier Imbroda de Melilla. / M.G.

Eloy Ramírez es un tipo valiente. No le da miedo hacer el petate y salir fuera de Utrera. El baloncesto lo merece y así lleva por bandera una frase que ha convertido en lema: "Lucha por tus sueños. Vivimos una sola vida y hay que aprovecharla". Y eso es lo que ha hecho esta temporada. El teléfono le sonó cuando creía que pasaría el curso en blanco y no dudó en enrolarse en el Melilla de la LEB Oro, con el que se ha quedado a un paso de la ACB.

"Ha sido una gran experiencia. Una oportunidad buenísima que, creo, he aprovechado al máximo", afirma el técnico sevillano, ya en casa deshaciendo las maletas de vuelta de la ciudad autónoma, a la que llegó a principios de febrero. "Una llamada de Alejandro Alcoba (entrenador del Melilla) lo cambió todo. Se quedó sin su asistente por un tema personal y él sabía que yo estaba sin equipo. Me llamó un viernes y el martes ya estaba en Melilla", explica Ramírez, que conocía a Alcoba de anteriores campañas. "Nos conocemos desde hace tiempo, de los partidos de pretemporada con el Morón de otros años", afirma el utrerano, protagonista desde el banquillo del histórico ascenso del conjunto moronense a la LEB Plata en la 2014-2015, empezando como segundo y cogiendo las riendas a mitad de temporada. "Después de subir me quedé de segundo de Javier Fijo, con quien aprendí mucho, pero después decidí que era el momento de ser valiente".

Y es que tras 13 años en su localidad natal, llevando equipos de cantera y al sénior, y la experiencia en el Morón, al que llegó tras realizar el curso superior de entrenadores en 2013 en Tenerife, hace un par de años decidió dejar la comodidad para iniciar una aventura en Calpe en Primera Nacional. “Jugamos la fase final por el ascenso y acabamos terceros. Después al club le ofrecieron la oportunidad de subir a EBA, pero lo rechazó y fue cuando decidí dejarlo”, explica.

Eloy Ramírez, junto a Alejandro Alcoba. Eloy Ramírez, junto a Alejandro Alcoba.

Eloy Ramírez, junto a Alejandro Alcoba. / M.G.

Estuvo a punto de irse a probar suerte a Islandia y Suecia. "Al final la cosa no cuajó. Cuando algo no está para uno..." y con el ejercicio ya empezado llegó la oportunidad de Melilla, un histórico con aspiraciones de ascenso que se quedó a un triunfo de alcanzar la gloria de la ACB. "Estaba mentalizado de que pasaría el año en blanco, pero llegó la oportunidad. La llamada de Alcoba me cogió por sorpresa", asegura.

"La LEB Oro es más dura y hay más nivel de lo que alguno se imagina. Es una categoría muy competitiva que hay que conocer y en la que el bloque de nacionales es clave. Para moverse ahí hay que conocer el mercado y adaptarse pronto al nuevo escenario con gente comprometida en todos los sentidos”, avisa Ramírez sobre lo que le espera al Betis Energía Plus. Y avisa: "El club no puede creer que subirá andando, pero puede ser una buena oportunidad para reinventarse y empezar un proyecto de cero a largo plazo. Sevilla es una plaza histórica en el baloncesto nacional. Los responsables tendrán que trabajar para devolverla al lugar que le corresponde".

Eloy Ramírez, junto a Alejandro Alcoba en un entrenamiento. Eloy Ramírez, junto a Alejandro Alcoba en un entrenamiento.

Eloy Ramírez, junto a Alejandro Alcoba en un entrenamiento. / M.G.

Etiquetas

, , ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios