Dos Hermanas

La Romería de Valme busca ya el Cortijo de Cuarto en su 125 romería

  • Tras una víspera marcada por la lluvia, Dos Hermanas disfruta ya junto a su Protectora

La patrona recorre las calles de Dos Hermanas entre un río de peregrinos. La patrona recorre las calles de Dos Hermanas entre un río de peregrinos.

La patrona recorre las calles de Dos Hermanas entre un río de peregrinos. / Juan Carlos Vázquez

Al alba. Siempre es al alba cuando los nazarenos se dan cita el tercer domingo de octubre en la parroquia de la Magdalena. Lo llevan haciendo así desde hace 125 años. Antes, cuando el horario de invierno se implantaba a finales de septiembre, el momento en el que la Virgen de Valme era entronizada en su carreta (este año adornada de blanco y amarillo) lo protagonizaban los primeros rayos de sol. Ahora, es aún a oscuras, cuando la aurora empieza a despuntar.

Se trata, sin duda, del momento más esperado por los miles de devotos de la Protectora de Dos Hermanas. Se pone fin, así, a meses de espera y preparativos de la romería más importante que se celebra en la provincia de Sevilla.

Los números avalan esta posición: 18 carretas y 27 galeras del característico papel picado que convierten dicho cortejo en una delicia para la vista. La comitiva también la integran 98 carros de mulos y más de 30 coches de caballo. Todo ello con la vigilancia de 700 agentes policiales. Y aunque la mayor parte de la peregrinación se realiza por caminos asfaltados, están prohibidos los vehículos a motor.

La Virgen de Valme inicia su romería. La Virgen de Valme inicia su romería.

La Virgen de Valme inicia su romería. / Juan Carlos Vázquez

La mañana en el centro histórico de Dos Hermanas comenzó muy pronto. A las 6:00 sonaba el último repique de campanas para la misa de romeros. Dos horas después la Virgen de Valme era entronizada en su carreta, cuya estructura ha sido restaurada. La antiquísima imagen porta nuevo manto y toca. La primera pieza ha sido bordada en oro sobre terciopelo verde en los talleres de Santa Clara. La segunda la ha realizado con hojilla de oro el artesano sevillano Alfonso Aguilar, mantenedor y referente indiscutible de la técnica del bolillo.

También se ha mejorado la fachada y el retablo de la ermita del Cortijo de Cuarto, donde la comitiva llegará pasadas las 13:30. Además, este año se cumple siglo y medio desde que la Virgen de Valme abandonó esta antigua capilla para recibir culto en el principal templo nazareno.

De allí regresará a las seis de la tarde. Y tras un recorrido triunfal por el municipio, volverá a la parroquia sobre las once de la noche, cuando se ponga fin a una de las jornadas más intensas que la religiosidad popular vive en el área metropolitana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios