Economía

El Gobierno habla ahora de reformar la tarifa de la luz y crear una empresa pública

Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica

Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica

La vicepresidenta del Gobierno, Teresa Ribera, ha planteado la posibilidad de modificar la tarifa regulada de la luz para reducir su exposición a la volatilidad de los precios del mercado mayorista, así como crear una empresa pública que agrupe los saltos hidroeléctricos al vencimiento de su concesión.

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista (pool) se ha situado para mañana viernes, en plena ola de calor, en 117,29 euros megavatio hora (MWh) y ha batido un récord histórico por quinto día consecutivo, tras superar un 1,3% al anterior, fijado para este jueves en 115,83 euros.

Así, el precio del pool, que en España se usa de referencia para calcular la tarifa regulada a la que están sujetos unos 10 millones de hogares, supera en un 319,5%, más del cuádruple, a los 36,71 euros/MWh que se pagaron el segundo viernes de agosto del año pasado, según datos del operador del mercado ibérico OMIE.

Detrás de estos elevados precios, que afectan a toda Europa, están el encarecimiento del gas, que usan los ciclos combinados y marca el precio del pool en la mayoría de las horas; la subida de los derechos de CO2 y el incremento de la demanda por la recuperación económica y las altas temperaturas.

En Alemania, el megavatio hora se pagará mañana a 94,90 euros, en Francia a 93,66 euros, en Reino Unidos a 100 libras (118 euros), en Italia a 124,55 euros y en Portugal al mismo precio que en España dado que comparten mercado,.

En España, el precio mayorista de la luz tiene un peso en torno al 24% en la factura de la luz de los cerca de 10 millones de hogares acogidos a la tarifa regulada o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

La reforma de la tarifa regulada apunta a un aumento de los costes fijos y una disminución de los variables

Los consumidores que contratan su suministro en el mercado libre, unos 17 millones, pagan por el kilovatio hora los precios que pactan por contrato con las comercializadoras y que incorporan una prima para dar estabilidad frente a las oscilaciones del pool.

Para amortiguar con carácter inmediato el impacto en la factura del alza del pool, el Gobierno ha rebajado hasta finales de año el IVA que grava el recibo eléctrico del 21 al 10 % y ha suspendido durante el tercer trimestre el impuesto a la generación eléctrica (7%) que pagan las productoras.

Ribera ha asegurado que, a corto plazo, las medidas del Gobierno para amortiguar el encarecimiento del pool se limitarán a la fiscalidad, al tiempo que ha abierto la posibilidad de reformar la tarifa regulada, como han propuesto las eléctricas, y crear una empresa pública de energía, como pide su socio de Gobierno, Unidas Podemos.

Tras defender que desde 2013 la tarifa regulada ha permitido a los usuarios acogidos a ella beneficiarse de un descuento respecto a la de mercado, ha dicho que, dado que se prevé que el mercado mayorista seguirá al alza, habrá que buscar alguna fórmula para que el PVPC incorpore ligeramente esa prima que pagan los acogidos a mercado a cambio de estabilidad.

Entre las posibles fórmulas para reformar la tarifa, ha mencionado la posibilidad de que incorporar un tramo fijo "un poco más alto", mientras que la asociación eléctrica Aelec ha abogado por desvincularla del pool y vincularla a precios estables.

Para ayudar a rebajar el recibo eléctrico, Unidas Podemos ha pedido en varias ocasiones la creación de una empresa pública energética mediante la recuperación de los saltos hidroeléctricos cuya concesión está ya terminando.

En este sentido, la ministra ha planteado la posibilidad de participar en el sector de la generación a través de una empresa pública según se vayan liberando las concesiones hidroeléctricas, planteamiento que ha aplaudido la secretaria general de Podemos, Ione Belarra.

En declaraciones a la radio SER, Ribera ha lamentado el rechazo de la Comisión Europea a su propuesta de reformar el sistema marginalista de fijación de precios en los mercados mayoristas europeos, en virtud del cuál todas las tecnologías se retribuyen al mismo precio que la última en entrar para cubrir la demanda y que, generalmente, se corresponde con la más cara (el gas).

En su opinión, ese sistema no se corresponde con los tiempos que corren y no es razonable, porque impide que los consumidores se beneficien ya del menor coste de las energías renovables y que dejen de seguir pagando la energía al precio de la más cara, el gas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios