El Fiscal

No promocionen más la Semana Santa

  • Las derechas reducen la Semana Santa a una expresión “cultural y popular” como el flamenco y obvian cualquier referencia religiosa

Un diputado enciende el cirio de un nazareno Un diputado enciende el cirio de un nazareno

Un diputado enciende el cirio de un nazareno / (Sevilla)

Comentarios 5

Asustado y tiritando llevo toda la semana. Y no porque el vuelo del grajo sea bajo, que rima con el badajo de la campana de San Cristóbal de la Giralda, menudo badajo, sino porque el nuevo Gobierno de Andalucía (gitana, mujer morena) se ha comprometido a promover la Semana Santa. ¿Más todavía? ¡Al suelo, que vienen los nuestros! Ahora me explico la ausencia de obispos andaluces en la sesión de constitución del Parlamento. Ni una sotana, ni un fajín en la antigua iglesia del Hospital de las Cinco Llagas. Lean, lean bien el punto 35 del acuerdo entre el PP y Vox: “Apoyar y promover las expresiones culturales y populares andaluzas como el flamenco y la Semana Santa”. Y lo sueltan ahí, hala, como el que no quiere la cosa, entre las medidas fiscales, sanitarias y de la memoria histórica. Hay que decirle al presidente Moreno (“Seguid llamándome Juanma”) que deje la Semana Santa como está, que no se mueva un varal, que no la promocione y, si acaso, que contribuya con medidas reductoras, de eliminación de grasa y de supresión de chiringuitos morados, que haberlos haylos. No se metan ustedes con la Semana Santa, no la defiendan, no la publiciten, déjenla como está, que ay de por sí tiene sus achaques.

El documento está firmado por los dos secretarios generales de las formaciones políticas, debidamente llegados a Sevilla en el AVE procedente de Madrid: don Teodoro García León (PP) y don Javier Ortega (Vox). A los dos se les ha olvidado un detalle: la Semana Santa es una celebración religiosa. Ni siquiera al de Vox, que tiene planta de romano del Santo Entierro, se le ha ocurrido algo tan obvio como referir que la Semana Santa es la conmemoración de la Pasión y Muerte de Jesucristo. Bastaba con redactar “celebraciones religiosas y populares como la Semana Santa”. Pero nos han metido otra vez el gato de la cultura en lugar de la liebre religiosa. ¡Marchando cuarto y mitad de laicismo!

–Oiga, ¿pero Vox no era la extrema derecha?

–¡Ya nada es lo mismo, nada es lo mismo! Todos se vuelven al final de la “derechita cobarde” que dice don Abascal. Hasta Vox.

Han tenido que venir de Madrid dos secretarios generales a decirnos que hay que promocionar la Semana Santa como expresión “cultural y popular”. Que salgan los antropólogos de guardia, por favor, que ya están tardando. ¿Que os pasa que tanto miedo os da reconocer lo obvio, almas mías? No me creo que el juez Serrano no haya dicho ni pío, con la de años que lleva de hermano fiel de San Isidoro, con participación incluida a c ara descubierta en la procesión eucarística con las calores de junio.

–A ver si entramos en calor.

–Por eso lo he dicho.

Serrano ha debido pintar poco en ese pacto, porque no ha sido nunca hombre de complejos en la materia. Pero hay que decirle a los señores de Vox que no hay mejor manera de proteger la Semana Santa desde la Administración pública que dejándola tranquila, sin planes de promoción, ni de defensa ante los enemigos que permanecen alerta, que dejó escrito uno que quieren desenterrar. Háganse cargo de la seguridad en las calles y, sobre todo, eviten coger las varas delante de los pasos y mangar minutos de televisión en Canal Sur en las salidas de las cofradías de barrio. La Semana Santa se promociona sola desde hace siglos y se mantiene gracias a la autenticidad de su base religiosa, que se combina en perfecta armonía con el sentimiento, la emoción y la memoria. Nadie niega ni su vertiente cultural ni la artística, ni que en ella participan o a ella se acercan quienes no tienen fe o profesan otra confesión religiosa, pero no nieguen la raíz y razón de ser.

¿Y en el PP andaluz no hay nadie que haya sacado el capote para dejar fuera del pacto a la Semana Santa? Estas derechas que han firmado su particular concordia nos equiparan, además, al flamenco. ¡Ole! Ya veo a Paco Vélez taconeando... de miedo. ¿Verdad, presidente? Menuda Semana Santa nos queda por vivir este año, a menos de dos meses de las elecciones municipales. ¿No pueden promocionar mejor los campos de golf, el aceite, los paradores de turismo, el atún y la caballa, los kilómetros de playas de nuestro litoral y, por supuesto, el aeropuerto de Málaga?

Urge un director espiritual para estas derechas tan aficionadas a la visión antropológica de la religiosidad popular. El frío las tiene confundidas. Ya llegarán las calores... Y sólo sobrevivirán quienes sepan orientarse bien en la bulla.

La procesión celebrada esta semana La procesión celebrada esta semana

La procesión celebrada esta semana / Francis Malasig (Efe) (Manila)

La procesión del Cristo Negro

Esta semana se ha celebrado en Manila (Filipinas)la multitudinaria procesión del Cristo Negro. Ni hay cortejo, ni Cecop, ni vallas. El que quiere (y puede) se acerca a la imagen del Nazareno para tocarla directamente y pedirle la concesión de un milagro. Se trata de una de las manifestaciones populares de religiosidad popular más grandes del mundo. esto es una bulla y no lo de la Cuesta del Rosario. Por cierto, terminó con 80 heridos leves.

Noche de emociónLa que vivió la pregonera, Charo Padilla, en la cena de la tertulia El Cirio Apagao, donde recogió las pastas, forradas con terciopelo verde macareno por sugerencia de Joaquín Moeckel. La Padilla acudió acompañada por Araceli Limón y Esther Menacho, las tres primeras mujeres que participan en este foro. Hubo intervenciones especialmente emocionantes, como las de José Joaquín Gómez, que recordó que la voz de Charo forma parte del patrimonio inmaterial de su familia, o la de Francis Segura, que destacó la ternura que es capaz de expresar la pregonera, como en el abrazo que le dio en su día cuando él fue pregonero.

Del cartel de Málaga

Ha llamado la atención la obra que anuncia oficialmente la Semana Santa de la capital de la Costa del Sol. Su autor es José Antonio Jiménez (Benalmádena, 1978). Se trata de una pintura que combina la imagen tradicional con un fondo de un muro pintado por un grafitero. Una apuesta por el arte urbano. Hay quien dice que el cartel encaja perfectamente con el concepto de Málaga como capital de la cultura andaluza.

Esto se mueve

Las cartas de pago de las sillas y palcos llegaron puntuales. De los buzones sacamos los primeros boletines que ya anuncian las fechas de reparto de las papeletas de sitio. Hace días que vimos el primer capirote y esta semana nos tropezamos con una igualá. Yeso que el Domingo de Ramos es... el 14 de abril.

Pregonero de Huelva

El abogado Manuel J. Rodríguez será el pregonero de la Semana Santa de Huelva. Se deja ver con frecuencia por Sevilla. Es hemano del Gran Poder. Estén atentos.

El lagarto de la Catedral 

"Como no pudo acudir a visitar el Belén de la Solidaridad, a monseñor Asenjo le han llevado esta semana a su casa la maqueta de este Nacimiento que es toda una referencia de las pascuas navideñas, por su calidad artística y por la causa por la que está promovido"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios