"Si consigo hacer mejores personas, lograré el objetivo"

Javier Hernanz Agüeria | Presidente en la Real Federación Española de Piragüismo

El presidente de la Real Federación Española de Piragüismo, embajador de los afectados por enfermedades mitocondriales.

Isabel Martínez (Aepmi): "La única esperanza frente a una enfermedad rara es la investigación"

Javier Hernanz, presidente de la Real Federación Española de Piragüismo, junto a Adrián, un joven afectado por una enfermedad mitocondrial.
Javier Hernanz, presidente de la Real Federación Española de Piragüismo, junto a Adrián, un joven afectado por una enfermedad mitocondrial. / R. D.
Noelia Márquez

10 de septiembre 2022 - 07:34

Embajador de élite en Aepmi (Asociación de Enfermos de Patología Mitocondrial). Natural de Arriondas (Asturias), Javier Hernanz preside la Real Federación Española de Piragüismo siendo el piragüista con más Campeonatos de España de 5.000 metros y el máximo medallista mundial español sobre esa distancia. Ha estado en la selección española 20 años y se ha clasificado para cuatro Juegos Olímpicos. Graduado en Derecho y colegiado en el colegio de abogados de Madrid, ha sido modelo, presentador, conferenciante y empresario. Desde hace unos meses es el embajador de la Asociación de Enfermos de Patología Mitocondrial (Aepmi).

–Preside la Federación Española de Piragüismo y desde hace poco es embajador de la Asociación de Enfermos de Patología Mitocondrial (Aepmi). ¿Cómo le surgió?

–Me surgió porque la madre de Adrián me habló de la enfermedad y me sensibilicé con ella. Una vez comprendidas las características de la enfermedad mitocondrial y el sacrificio diario que tiene que hacer quien la padece, me hizo formar parte de esto.

–¿Qué puede contar de Adrián?

–Que a pesar de las dificultades diarias para realizar labores cotidianas, no se pierde un día de entrenamiento, y lo más importante siempre está de buen humor y con una sonrisa

–¿Cuáles son los valores del piragüismo que observa en Adrián?

–Los valores de Adrián en el piragüismo no dejan de ser los que tienen todos los piragüistas, sacrificio, superación, disciplina y compañerismo, solo que en Adrián esos valores se multiplican al tener que hacer frente a otro tipo de adversidades.

–¿Qué motivos le han llevado a convertirse en el embajador de Adrián y de otros niños afectados por enfermedades mitocondriales?

–El poder utilizar mi visibilidad para que la gente se dé cuenta de que, quienes no tenemos ninguna enfermedad que nos impida realizar cualquier labor cotidiana con normalidad, estamos en deuda y debemos vivir dando gracias cada día. Si consigo con mi visibilidad, hacer mejores personas, habré logrado el objetivo.

"Tiene que haber más inversión para la investigación frente a las enfermedades mitocondriales”

–Las enfermedades mitocondriales son enfermedades raras y, por lo tanto, el hallazgo de terapias para los enfermos depende de la investigación. ¿Cuál es su mensaje para los gestores?

El mensaje es el mismo que para todo lo relativo a la política. Tiene que haber más inversión en investigación y en mejorar la salud de las personas y sobre todo, más apoyo a las familias que sostienen las cargas de tener una persona con una enfermedad a su cargo.

Javier Hernanz, Presidente de la Real Federación Española de Piragüismo y embajador de Aepmi.

–¿Y para la sociedad en general?

–Para la sociedad, mi mensaje es que disfruten cada día, que se busquen un objetivo y lo peleen, que lo importante es el día a día y que sobre todo, sean conscientes de lo afortunados que son. Que no solamente hay que mirar a los deportistas de élite, tocados por la varita, sino que hay que darse cuenta de que hay mucha gente a la que le cuesta desarrollar una labor cotidiana a la que no le damos importancia, y valorarlo.

–En su trayectoria deportiva y vital. ¿De qué se siente más orgulloso?

–De haber sido un deportista que se preocupa por los más pequeños, por ser un ejemplo para ellos y de ayudar a la sociedad enseñando que con una capacidad física normal, se pueden conseguir resultados excepcionales, solamente con la pasión y la voluntad.

–La vida de un deportista de élite transcurre entre el sacrificio, el éxito y el esfuerzo. ¿Se echa de menos?

–Sí, yo lo echo de menos cada día. El deporte te da una recompensa diaria que ninguna otra cosa te la produce. Un entrenamiento bien realizado, con buenos tiempos te produce una sensación de victoria y de satisfacción, que te motiva cada día. Esos estímulos en el día a día son prácticamente imposibles de conseguir, en cualquier otro ámbito. De ahí que la gente vuelva a buscar esa sensación a partir de los 40-50. El deporte es mágico.

–¿Consejos para los que se inician en la piragua?

–Mi consejo es que disfruten la piragua, que la sientan, que valoren la posibilidad de estar tocando el agua cada día, la sensación de deslizar por encima del agua con la única destreza de tu habilidad, y estando en contacto con la naturaleza. A partir de ahí, si su educación y sus condiciones son las óptimas para ser un deportista de élite, que se sacrifiquen como si les fuera la vida en ello.

–La falta de oportunidades lastra a muchos jóvenes. ¿Qué recomienda?

–La pandemia nos enseñó que se puede entrenar casi en cualquier sitio y sin perder rendimiento. Nos enseñó que con voluntad, se puede sacar adelante el objetivo, y nos enseñó que lo que teníamos y no valorábamos, era una calidad de vida impresionante. Por tanto, les diría que aprovechen cada minuto de su día para formarse, para desarrollarse, para fijarse en todo, para ser ser curiosos y para no perder el tiempo.

–¿Qué proyectos afronta?

–Mi único objetivo en este puesto de trabajo es colocar el piragüismo al nivel de repercusión social, a la misma altura que los deportes más seguidos. Es dar el servicio necesario a los deportistas para que se desarrollen tanto personal como profesionalmente. Y es, conseguir que la administración y los órganos legislativos nos tengan en cuenta a la hora de legislar sobre la utilización de las láminas de agua, para poder entrar en todos los sitios de España sin impedimento.

stats