Fórmula 1

La frustración de Alonso

  • "Parezco un aficionado", dijo por radio al equipo McLaren en Canadá.

El mayor desafío de su carrera en la Fórmula 1 se está convirtiendo cada vez en algo más penoso para Fernando Alonso. Tras un desastroso primer tercio de temporada con McLaren, el español se siente herido en su amor propio. "Parezco un aficionado", dijo por radio un furioso Alonso al muro de su equipo durante el reciente Gran Premio de Canadá, en el que sufrió la tercera retirada consecutiva durante este Mundial.

Su decisión a final de la pasada temporada fue arriesgada, ya que rescindir su contrato con Ferrari para un ambicioso nuevo comienzo con McLaren no le ha reportado hasta ahora más que disgustos y frustración al español de 33 años.

"Es decepcionante. Hemos de mejorar en todas partes", admitió el director deportivo del equipo, Eric Boullier.

Ante todo el nuevo socio de motores Honda parece estar al límite de sus fuerzas. El motor de los japoneses es considerado el más flojo de la Fórmula 1 y el de Mercedes lo supera en más de 75 caballos. A ello hay que añadir la gran frecuencia de fallos del propulsor del motor de Honda.

A su compañero de equipo, Jenson Button, en siete carreras hubo que cambiarle cinco partes del motor, pero sólo están permitidas cuatro por temporada. Por ello, los jueces de carrera podrían imponer más sanciones en los próximos meses.

"Es justo decir que hasta Mónaco hemos tenido una pésima temporada", dijo Button, que en Montecarlo logró el único punto para el tambaleante tradicional equipo.

"Ahora hemos de arreglar un par de cosas", advirtió Alonso. "Hemos de trabajar más duro que nunca porque deseamos variar más que nunca esta situación", añadió.

La paciencia no fue nunca una virtud del doble campeón del mundo. Desde 2006 va en vano a la caza de su tercer título y poco a poco se le va escapando el tiempo.

Impulsado por las grandes expectativas ante la próxima carrera en Austria, McLaren -ocho veces campeón mundial de constructores- aumenta la presión sobre su socio Honda. "Hay un camino para mejorar con rapidez y ese camino debemos seguir", dijo el francés.

Para Honda el retorno a la clase reina es cada vez más desagradable. En Montreal, el jefe de motores de los japoneses, Yasuhisa Arai, tuvo que someterse por vez primera a un riguroso interrogatorio por parte de los medios británicos. "Vamos a analizar a fondo los problemas y a solucionarlos", aseguró Arai.

En Austria y en la siguiente carrera en casa, en Silverstone, están previstas novedades aerodinámicas en el MP4-30 que prometen algo de mejora. "Espero que hayamos aprendido la lección", dijo Alonso.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios