Pasarela

Cressida y Chelsy dieron la nota en la boda en Windsor

  • Dos ex del príncipe Enrique estuvieron invitadas a su enlace en un alarde de modernidad de él y de Meghan Markle

Comentarios 1

¿quién ha dicho que a una boda no se puede invitar a una ex? El príncipe Enrique lo hizo, y por partida doble. Entre los invitados que acudieron a su enlace con Meghan Markle llamaron la atención dos mujeres: Cressida Bonas y Chelsy Davy. Ambas fueron pareja del nieto de Isabel II antes de que su actual esposa llegase a su vida. Años después de su ruptura, su asistencia a la boda confirma que, después de su relación, en ocasiones complicada, Harry mantiene con ambas una buena amistad.

La primera en llegar al castillo de Windsor el sábado fue Cressida Bonas, su novia más reciente. Aunque trataron de llevar su relación en privado, los medios siguieron paso a paso su noviazgo. Algunos dijeron que era una "pareja tormentosa". Otros, que estuvieron a punto de pasar por el altar. Pero las raíces aristocráticas de Bonas, ya que su madre es Lady Mary-Gaye Curzon, hija de un conde, hizo que estuviera invitada al gran día de su ex.

La segunda ex de Enrique que estuvo en su enlace fue Chelsy Davy. Fue su primer amor (para la prensa, al menos); se conocieron en 2004, cuando empezaron a salir, y estuvieron juntos hasta 2011. Les presentaron unos amigos en común. En su momento se rumoreó que no acudiría a la boda, pero su amistad con un amigo de Meghan Markle, la novia, obró el milagro. Con un diseño corto de color azul klein y tocado a juego, los medios han criticado que vistiera de corto para tan señalada -y real- ocasión, pero lo cierto es que como ellas fueron muchas más las asistentes a la ceremonia religiosa en el castillo de Windsor las que optaron por el corto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios