Polígono Norte

El TSJA confirma los 11 años de cárcel para el hombre que disparó a un joven con una escopeta desde la ventana de su casa

  • La víctima recibió 19 perdigones por todo el cuerpo

Detenido por disparar contra un vecino con una escopeta de perdigones

La sala de Apelación del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha confirmado la condena de 11 años de cárcel que la Audiencia de Sevilla impuso a Vicente A. J. por intento de asesinato con alevosía. El alto tribunal ha desestimado los recursos interpuestos por la defensa del condenado. 

Según la sentencia de la sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, Vicente A. J. vio salir de su edificio a un joven que acababa de comprar resina de hachís y le gritó: "Oye tú, ¿otra vez por aquí?". Al girarse, recibió un disparo de perdigones. La víctima tuvo que recibir ayuda de soporte vital del 061. "De no haber sido asistido de urgencias, el perjudicado no hubiera sobrevivido", afirma el tribunal, que además de la pena de cárcel le impuso el pago de 18.320,19 euros por las lesiones causadas y secuelas sufridas por el perjudicado.

La defensa presentó ante el alto tribunal un recurso en el que alega, entre otras razones, la falta de presunción de inocencia para Vicente A. J. puesto que considera que la acusación contra su defendido se basa en las declaraciones de la víctima, "con contradicciones y falta de persistencia". Sin embargo, el TSJA, en una sentencia facilitada por su oficina de comunicación,  considera que la credibilidad subjetiva de M. B., la víctima "está fuera de duda" puesto que lo identificó claramente cuando aún estaba convaleciente en el hospital. Además, recuerda que el hecho de que en la entrada y registro no se encontrara el arma no es significativo puesto que se realizó un mes después de los hechos. 

Respecto a la falta de existencia de intención de matar, que es la segunda de las alegaciones del letrado, entiende el TSJA que la escopeta de caza utilizada, cuyos cartuchos, según el propio acusado explicó, pueden tener entre 200 y 300 perdigones, no fue usada "con ánimo de asustar" porque apuntó al cuerpo de la víctima. Tampoco estima el alto tribunal que, como indica el abogado de Vicente A. J., la víctima tuviera tiempo de salir corriendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios