Medio Ambiente

Espadas inaugura el congreso ambiental que él mismo organizó en 1995

  • La “tribu ambientalista” es de las pocas que se sigue reuniendo

Espadas, flanqueado por Jesús Jordano, organizador del congreso, y el rector Miguel Ángel Castro. Espadas, flanqueado por Jesús Jordano, organizador del congreso, y el rector Miguel Ángel Castro.

Espadas, flanqueado por Jesús Jordano, organizador del congreso, y el rector Miguel Ángel Castro.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, inauguró este jueves el VIII Congreso Nacional de Derecho Ambiental y lo hizo con un recuerdo muy personal: cuando en 1995 organizó, como abogado casi recién licenciado, el I Congreso Nacional de esta especialidad que se celebró en Sevilla.

Espadas había terminado la carrera en 1989 y en 1994 había cursado el master de Gestión Ambiental de la Universidad Carlos III. Un grupo de abogados plantearon a Ramón Martín Mateo, el "padre" de los ambientalistas españoles, la iniciativa de celebrar un congreso nacional, que finalmente se reunió en Sevilla en 1995 y fue el germen de los que le siguieron. 

El alcalde también recordó su trayectoria como experto en Medio  Ambiente antes de dedicarse a la política: jefe de gabinete del Presidente de la Agencia de Medio Ambiente (AMA) de la Junta, jefe de gabinete del Consejero de Medio Ambiente y finalmente viceconsejero de Medio Ambiente (2004-2008).

Un centenar de expertos asisten a este congreso, cuya primera jornada estuvo centrada el jueves en los litigios climáticos, los residuos, el reciclaje y la llamada economía circular de reducción de residuos.

España “está lejos de lograr los retos que se plantean a corto plazo (2020) y largo plazo (2035) para una transición hacia la economía circular”, afirmó una de las ponentes, Aitana de la Varga, profesora de la universidad Rovira y Virgili. Entre otras medidas, abogó por la reducción o incluso eliminación de los vertederos y la mayor prevención y reciclaje.

José Francisco Alenza, catedrático de Derecho Administrativo en la Universidad de Navarra, dio la bienvenida a la economía circular “por sus razonables y ambiciosos objetivos y por su impulso renovador e inspirador”.

El congreso tiene como eje transversal la vulnerabilidad ambiental pero hará un balance de la política legislativa ambiental, tratará el cambio climático, la responsabilidad por daño ambiental, el urbanismo y el balance de 34 años de evaluación del  impacto ambiental.

Desde el congreso pionero de 1995 en Sevilla, los “basurólogos” españoles combinan hoy en día “viejas glorias con nuevos valores”, recordaron algunos ponentes, y Alba Nogueira, catedrática de Derecho Administrativo en la Universidad de Santiago, afirmó con orgullo que “la tribu ambientalista es de las pocas que se sigue reuniendo”.

En el acto inaugural intervinieron el catedrático Jesús Jordano, organizador del congreso; el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro; el secretario general de Medio Ambiente, Francisco Gutiérrez; y el director del Instituto García Oviedo, Emilio Guichot.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios