Denuncia contra el psiquiatra Javier Criado

La Fiscalía pide dos años de prisión para el psiquiatra Javier Criado por un delito contra la integridad moral

  • El Ministerio Público reclama ademas tres años de alejamiento a menos de 300 metros de la denunciante y el pago de 6.000 euros de indemnización

El psiquiatra Javier Criado junto a su abogado en los juzgados El psiquiatra Javier  Criado junto a su abogado en los juzgados

El psiquiatra Javier Criado junto a su abogado en los juzgados / EFE

Comentarios 3

La Fiscalía de Sevilla reclama una condena de dos años de prisión para el psiquiatra sevillano Javier Criado, al que atribuye la presunta autoría de un delito contra integridad moral en relación con el trato dispensado a una de las pacientes. El Ministerio Público también pide que se le imponga la prohibición de acercarse a menos de 300 metros de la denunciante y que indemnice a esta mujer con 6.000 euros, según han confirmado fuentes del Ministerio Público.

En octubre del año pasado Javier Criado declaró en calidad de investigado ante la juez de Instrucción número 19 de Sevilla y atribuyó a un "ánimo de venganza" la denuncia que le presentaron una treintena de mujeres por la presunta mala praxis y supuestos abusos en su consulta, aunque del total de denuncias la juez sólo investigaba ya el caso de una mujer por un delito contra la integridad moral, por haberla tratado presuntamente de forma vejatoria durante el mes y medio que estuvo en tratamiento.

En el auto que concluyó la investigación, la juez relató que en enero y febrero de 2015, la paciente M. G. G. P. estuvo asistiendo a la consulta privada de Criado como especialista en psiquiatría.

A la primera consulta acudió el 20 de enero de 2015 con su marido y entonces hablaron al doctor de los pensamientos de suicidio y de la situación mental en que se hallaba la mujer. El investigado "lejos de interesarse por el historial psiquiátrico de la paciente, comenzó ya a indagar sobre la vida sexual de la pareja", según el auto al que tuvo acceso este periódico. 

Al ser informado de que la mujer "se había planteado en alguna ocasión su identidad sexual", le respondió con  comentarios vulgares sobre su tipo de preferencias sexuales. 

Criado afirmó “esta loca no se cura” cuando la mujer le contó que era aficionada del Real Betis, según el auto de procesamiento

Afirma la juez que ya en esta primera consulta la paciente hizo saber al doctor su gran afición por el Real Betis y la importancia que para ella tenía dicho club, a lo que el doctor le dijo “esta loca no se cura“ haciendo con ello referencia a sus preferencias por el Sevilla Fútbol Club.

A lo largo de cuatro folios, la juez relata diversos episodios en la consulta del doctor en los que él utilizó expresiones despectivas de tipo “loquita, así no te curas”

La juez consideró que el psiquiatra pudo infligir un trato degradante a la mujer, “menoscabando su integridad moral” y agravando su patología subyacente.

Teniendo en cuenta las circunstancias de la paciente, prosigue la juez, los hechos llevados a cabo por el psiquiatra “son humillantes para ella, le suponen unos sentimientos de angustia y consternación que son perfectamente comprensibles en el contexto en que se producen y no cabe duda de que son susceptibles de menoscabar su integridad moral”.

En un contexto en el que la mujer estaba “en una situación de especial vulnerabilidad”, el médico era “ni más ni menos que la persona encargada de paliar los síntomas de su enfermedad” y se encontraba “en una posición de garantía creada por el vínculo contractual médico-paciente y sin embargo llevó a cabo comportamientos inadecuados que van más allá de una vulneración de la deontología profesional y atentan frontalmente contra la dignidad de la paciente”, afirma la juez. 

Existen los indicios que exige la ley para procesar al doctor, según el auto: en primer lugar, por la declaración de la víctima, que “persiste en su incriminación y narra de forma verosímil como suceden los hechos, y su versión es corroborada parcialmente por su esposo, que asiste con ella a la primera consulta”.

Además, su relato coincide básicamente con lo que manifestó a la psicóloga y al psiquiatra forense, y existe la documental médica de la paciente anterior y posterior a los hechos, que “pone de relieve la situación mental en que se hallaba en cada momento”. Un estudio de su credibilidad indicó que “no se encuentran motivos para poner en duda sus manifestaciones”. 

Criado declaró que fue denunciado por "ánimo de venganza"

En su declaración, el psiquiatra negó las acusaciones y defendió que el conjunto de las denuncias se debe a un "ánimo de venganza de todas las mujeres contra él", porque unas veces le "pedían determinados informes para algo y él no se los quería dar". Según la abogada de la acusación particular, Inmaculada Torres, el psiquiatra no dio una explicación respecto a "cómo es posible que tantas mujeres que no se conocen entre ellas se pongan de acuerdo con ánimo de venganza por algo que no está acreditado", por lo que el investigado llegó a afirmar que se trata de una conspiración contra él y afirmó que las más de 30 mujeres "se han puesto de acuerdo entre ellas a través del teléfono".

En el juzgado de Instrucción número 19 de Sevilla también compareció el mismo día que el psiquiatra la mujer que lo denunció, quien ratificó la denuncia por el supuesto trato vejatorio que habría recibido durante el mes y medio que acudió a la consulta del psiquiatra. El psiquiatra, según la letrada, manifestó que la denunciante "no tenía nada", no tenía ninguna patología, y sólo "hacía teatro".

En enero de 2017, la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla ratificó el archivo de ocho de los nueve delitos que atribuyeron ocho mujeres en la primera denuncia presentada en diciembre de 2015 contra Criado, entre los que se encontraban delitos de abusos sexuales continuados.

La titular del juzgado de Instrucción número 19 declaró prescritos estos delitos en un auto dictado en enero de 2016 y que luego fue confirmado por la Audiencia de Sevilla, al desestimar el recurso de apelación presentado por la abogada de las denunciantes, lo que suponía que el caso Criado se desinflaba. En el auto, la Sección Primera de la Audiencia rechazó la alegación de la parte acusadora, que entendía que se había aplicado indebidamente la prescripción en estos ocho delitos imputados a Criado, entre los que había delitos contra la libertad sexual, omisión del deber de socorro e intrusismo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios