Macrocausa de Invercaria

Pérez-Sauquillo asegura que nadie le advirtió de que los préstamos se concedieran de forma arbitraria

  • El ex presidente de Invercaria sostiene que el plan director aprobado en la segunda sesión del Consejo de Administración de Invercaria era un "simple borrador sujeto a cambios" que se quedó "obsoleto" y que era obra de Cristóbal Cantos, el denunciante del caso.

El primer juicio de la macrocausa de Invercaria, por las ayudas a Aceitunas Tatis

El ex presidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo ha asegurado este lunes que "jamás" recibió por parte de la agencia Idea o de la Consejería de Innovación de la Junta ni de los técnicos que trabajaban en esta sociedad pública de capital riesgo ninguna advertencia sobre que los avales y préstamos se estuvieran concedieron de forma "descontrolada o arbitraria".

En la segunda sesión del primer juicio de la macrocuasa de Invercaria, en la que se analiza un préstamo de 100.000 euros concedida a la empresa Aceitunas Tatis de La Carolina (Jaén), Pérez-Sauquillo ha defendido  que nunca recibió ninguna advertencia ni se puso en su conocimiento que hubiera alguna "laguna" en la concesión de estas ayudas.

El fiscal delegado de Anticorrupción, Fernando Soto, le ha exhibido varios documentos, entre ellos uno de la auditoria de Pricewaterhouse en el que se apuntaba entre las necesidades que existiera un "manual de procedimiento", a lo que el acusado ha respondido que lo que recuerda de esa auditoría es que afirmaba que las cuentas de Invercaria "reflejan la imagen fiel de su patrimonio", por lo que ha negado que en ese documento se le esté advirtiendo de la falta de procedimiento.

En cuanto al plan director de Invercaria, que fue aprobado en la segunda reunión del Consejo de Administración de Invercaria, Pérez-Sauquillo ha insistido en que se trata de "una iniciativa" de Cristóbal Cantos -el ex director de Promoción de Invercaria que destapó el caso y ha acabado investigado en algunas de las piezas de la macrocausa de Invercaria- antes de que fuese contratado por la sociedad de capital riesgo. Según el ex presidente de Invercaria, era un "documento interno", un "plan estratégico", un "borrador para su supervisión", por lo que estaba "sujeto a cambios", y en ese documento ni siquiera estaban desarrollados los comités de análisis y de inversiones. "Era un simple borrador sujeto a cambios que jamás se llegó a aplicar", ha defendido el acusado, que ha justificado su no aplicación en la "avalancha de inversiones" que sufrió la empresa, lo que hacía posible cumplir con ese plan si recibían más fondos o una dotación de personal mayor.

"Quizás el error que debimos solventar es que creamos un documento interno que nos sobrepasó inmediatamente", ha aseverado Pérez-Sauquillo sobre ese plan director, del que rechaza que se pueda considerar como un manual de funcionamiento a la hora de conceder los avales y préstamos. El plan director quedó "obsoleto", pero Invercaria "funcionaba con eficiencia y tenía unos controles", ha defendido.

El fiscal le ha preguntado por si eran de aplicación a Invercaria varias normativas y decretos que regulaban programas de incentivos para el fomento de la Innovación y el desarrollo empresarial, algo que el ex presidente de Invercaria ha negado. "Nosotros no dependíamos de ninguna normativa, sólo de la ley de sociedades", ha dicho.

En cuanto al denominado comité de inversiones, ha indicado que no se desarrolló, pero eso "no quiere decir que Invercaria no hiciera un análisis y las inversiones estuvieran rigurosamente bien estudiadas". Es más, Pérez-Sauquillo ha llegado a afirmar que quizás fue "demasiado exigente con los directores de análisis de Invercaria", porque si se rechaza un proyecto que había sido presentado con mucha "ilusión" tras años de estudio, "no era normal que se le despachara con un párrafo de dos líneas", sino que a esa persona había que darle "las razones" de por qué se rechazaba dicho proyecto.

El consejero estaba casado con un familiar de su mujer

Pérez-Sauquillo ha reconocido que entró en Invercaria a finales de 2005 porque le llamó el entonces consejero de Innovación Francisco Vallejo por el "conocimiento" que tenía de su trayectoria profesional, si bien también ha admitido, a preguntas del fiscal, que el consejero estaba "casado con un familiar" de su mujer.

Invercaria se creó, según ha explicado, porque muchas Comunidades Autónomas entendieron que era necesaria la creación de una sociedad de capital riesgo para impulsar proyectos innovadores "asumiendo un riesgo que normalmente no asumen las entidades financieras". También ha considerado normal que Invercaria naciera con la forma de "una sociedad anónima que invierte en operaciones de capital riesgo", algo que fue decisión de la agencia Idea, que era el socio único de Invercaria, ha añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios