Triple crimen de Dos Hermanas

La madre del Pollino queda libre tras ver rebajada su fianza

  • La Audiencia tiene en cuenta que tiene arraigo en España y que su esposo está encarcelado

  • Los otros seis acusados del triple crimen siguen en prisión incondicional

El "Pollino" sale del Juzgado de Guardia tras su detención El "Pollino" sale del Juzgado de Guardia tras su detención

El "Pollino" sale del Juzgado de Guardia tras su detención

La madre del Pollino, encarcelada desde el 13 de septiembre como encubridora del triple crimen de Dos Hermanas presuntamente cometido por su hijo, saldrá este miércoles de prisión tras haber rebajado la Audiencia de Sevilla su fianza de 20.000 a 5.000 euros.

La Sección Tercera de la Audiencia ha modificado las condiciones que impuso la juez instructora y ha rebajado la fianza para acomodarla a las “circunstancias personales y sociales” de Joaquina H.J., puesto que su esposo está en prisión desde enero de 2017, sus antecedentes penales están cancelados y ha cumplido todas sus presentaciones en el juzgado excepto cuatro.

La abogada de Joaquina, Alicia Suárez, informa a este periódico de que la familia depositará de inmediato la  fianza y su clienta podrá salir de la cárcel.

La totalidad de los siete procesados por el triple crimen se encuentran en este momento en prisión, a la espera del juicio con jurado que se celebrará en los próximos meses en la Audiencia de Sevilla. Entonces se enfrentarán a peticiones de hasta tres condenas de prisión permanente revisable por el secuestro y asesinato del turco Yilmaz Giraz, su esposa Sandra Capitán y la hija de esta última, una niña de seis años. Las víctimas fueron luego enterradas en cal viva en una vivienda de Dos Hermanas en septiembre de 2017.

Joaquina y Manuela M.O. acusada de mediar en la contratación de dos hombres para llevar a cabo el secuestro, están en prisión desde el pasado 13 de septiembre y solo en el caso de Joaquina la juez de instrucción 19 fijó una fianza para eludir la prisión.

Ahora, la Sección Tercera de la Audiencia, en un auto al que tuvo acceso este periódico, dice la fianza se puede rebajar “teniendo en cuenta los antecedentes penales con que cuenta la recurrente, que estarían cancelados, que ha estado cumpliendo con regularidad sus comparecencias ante el juzgado y que los tres delitos de encubrimientos por los que le acusa al fiscal están castigados en el Código Penal con pena de seis meses a tres años de prisión”.

“Obviamente -añade el auto- su situación económica se ha debido ver afectada por el hecho de que su esposo se encuentre desde enero de 2017 en previsión preventiva”.

Además, han transcurrido prácticamente 40 días desde que se fijó una fianza de 20.000 euros para eludir la prisión sin que se haya hecho efectiva, lo que demostraría su imposibilidad de reunir esa cantidad. Añaden los magistrados que la recurrente cuenta con arraigo en España y por todo ello es procedente rebajar la fianza “acomodándola a sus circunstancias personales y sociales”.

La letrada Alicia Suárez argumentó que Joaquina no tenía esa cantidad, no trabajaba y que hasta su encarcelamiento cuidaba de los dos hijos menores de edad de Ricardo G.H, alias el Pollino, y su esposa, en prisión desde que se cometieron los crímenes. También argumentó que toda la familia sobrevive con la limitada pensión de incapacidad que recibía su esposo.

Joaquina será así la única de los siete acusados que quedará libre, pues continúan encarcelados su esposo, su hijo, la esposa de este último, los dos hombres contratados para el secuestro y la intermediaria en dicha contratación. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios