Juicio por estafa Un conductor de autobús, acusado de falsificar 21.719 € en billetes

  • La empresa desglosa las cantidades presuntamente apropiadas por los nueve acusados entre 21.719 €  y 5.011 €

Autobuses de Damas en la estación de Sevilla Autobuses de Damas en la estación de Sevilla

Autobuses de Damas en la estación de Sevilla

La empresa de autobuses Damas, que ejerce la acusación particular en el juicio contra nueve de sus conductores por falsificar billetes, ha hecho un desglose de las cantidades presuntamente apropiadas por cada uno e imputa a dos de ellos haberse apropiado de 21.719 y 20.429 euros en el plazo de un año y diez meses.

Se trata de nueve sindicalistas de la CGT en Damas, para quienes la Fiscalía y la empresa de autobuses -que los despidió al descubrir los hechos- piden cinco años de cárcel por un presunto delito continuado de estafa y otro año nueve meses por apropiación indebida.

Los acusados eran conductores-perceptores de líneas del Aljarafe que sustrajeron bobinas de papel de la empresa y, con ayuda de una máquina impresora térmica, falsificaron billetes que, a simple vista, eran iguales a los que emitía la máquina expendedora que llevaban en su autobús.

El abogado de la empresa, Julio Díaz de la Noval, ha presentado un escrito de acusación en el que un auditor de cuentas sitúa lo apropiado indebidamente por esos nueve trabajadores en un total de 128.634 euros. El cálculo se hizo según el número de servicios prestados por cada uno de los conductores en las líneas más afectadas y según la  estimación de cantidad media defraudada por servicio, todo ello para el período entre febrero 2015 y diciembre 2016.

El listado está encabezado por Manuel E.D., que presuntamente se apropió de 21.719 euros, seguido de Francisco V. G. (20.429 euros), José C. C. (20.075 euros), Javier B.G. (19.756 euros) y Ángel G.R. (15.724 euros).

María Dolores M.T. presuntamente se apoderó de 10.092 euros, Luis G.L. de 9.190 euros, José Manuel S.M. está acusado de apoderarse de 6.634 euros y la menor cantidad corresponde a Juan G.P., con 5.011 euros presuntamente hurtados.

Una vez identificadas las líneas donde tenía lugar el fraude, la Policía Judicial de la Guardia Civil llevó a cabo una investigación en la que los agentes se hacían pasar por viajeros, subían al autobús y pagaban su billete.

De la revisión posterior de la Hoja de Ruta del Sistema Interno (GMV-Masisconvi) así como la Hoja de Ruta de la máquina expendedora se comprobó que los billetes vendidos estaban en una franja numérica en la que no se incluían los billetes entregados, según relata el escrito de acusación de Damas. Es decir, que no habían sido emitidos por la máquina expendedora de la empresa, no habían entrado en su Sistema Contable ni se había liquidado el correspondiente importe.

En algunos de los casos, el billete falso entregado al viajero figuraba como expedido por una máquina  con la que no trabajó aquel día el conductor investigado y en otra ocasión la máquina no expidió billetes ya que entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre de 2016 estuvo en las Oficinas Centrales de Huelva para reparación.

Los imputados fueron detenidos el 19 de diciembre de 2016, antes o después de iniciar su jornada de trabajo, y todos ellos llevaban billetes falsos. Van a ser juzgados en noviembre de 2021 en la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla, donde la defensa alegará que solo pueden ser acusados por los billetes que efectivamente les incautaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios