Transporte

Juzgan a 9 conductores de Damas por falsificar billetes durante dos años

  • Están acusados de vender en el área metropolitana de Sevilla 128.634€ en billetes falsos

  • La trama fue descubierta por denuncia de la esposa de uno de ellos

Un autobús de Damas en la estación de Sevilla Un autobús de Damas en la estación de Sevilla

Un autobús de Damas en la estación de Sevilla / Juan Carlos Vázquez

La Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla juzgará a nueve conductores de la empresa de autobuses Damas, para quienes la Fiscalía pide seis años de prisión a cada uno por falsificar billetes y apropiarse presuntamente de 128.634 euros.

La Audiencia ha fijado el juicio para los días 22 y 25 de noviembre de 2021, tras un intento fallido de llegar a una conformidad, según informan a este periódico fuentes del caso.

El caso se descubrió por denuncia de la esposa de uno de los acusados, miembro del Comité de Empresa. La totalidad de los conductores fueron despedidos, en una decisión declarada procedente por otras tantas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que valoraron el abuso de confianza y transgresión de la buena fe contractual que supuso lo sucedido.

Los conductores-perceptores trabajaban en líneas del área metropolitana de Sevilla y están acusados de un delito continuado de estafa por el que la Fiscalía solicita cuatro años de prisión y otro de falsedad en documento mercantil por el que reclama dos años, así como una indemnización conjunta a la empresa de 128.634 euros.

Según la acusación, en los años 2015 y 2016 los conductores, puestos de común acuerdo, sin autorización ni conocimiento de la empresa y con ánimo de obtener un ilícito enriquecimiento patrimonial, adquirieron una máquina de impresión térmica de tickets y sustrajeron bobinas de papel de la empresa con el anverso en blanco y el reverso serigrafiado con el rótulo de Damas S.A.

Instalaron en un ordenador un software para lograr la impresión de billetes muy similares a los auténticos y emplearon la máquina para expender billetes y vendérselos a los usuarios, haciéndolos pasar por los originales.

Los acusados, muchos de ellos militantes del sindicato CGT, “se adueñaron del importe pagado por los billetes” y durante ese periodo de 2015 y 2016 causaron “una importante disminución de las ganancias de la empresa coincidente con la ganancia ilícita obtenida por los acusados”.

Los procesados fueron detenidos el 19 de diciembre de 2016 cuando iban a comenzar su servicio o ya se encontraban realizándolo, lo que permitió intervenir más de 500 billetes falsificados escondidos en los compartimentos existentes bajo las máquinas expendedoras del autobús o entre sus pertenencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios