Violencia machista Amenaza a su pareja, embarazada de ocho meses: “Hoy te hago una cesárea”

  • El acusado se enfrenta a una petición de diez años y medio de cárcel por distintos delitos de violencia de género.

Audiencia de Sevilla Audiencia de Sevilla

Audiencia de Sevilla

Comentarios 11

La Audiencia de Sevilla juzgó este miércoles a un hombre que se enfrenta a diez años y medio de cárcel por distintos delitos de violencia de género. Entre ellos, amenazar a su pareja, embarazada de ocho meses, con un cuchillo de 24 centímetros al tiempo que le decía “hoy te hago una cesárea”.

El acusado Sergio M.G. mantenía una relación sentimental con la joven y convivía con ella en Dos Hermanas aunque tenía vigente una orden de alejamiento por amenazas anteriores.

Sobre las 22:48 horas del 21 de septiembre de 2018, el acusado llegó al domicilio que compartían “con una actitud violenta y alterada”, por lo que su compañera no le dejó entrar. Cuando creyó que se había calmado, le abrió la puerta y entonces el acusado le propinó un puñetazo en el brazo, diversos golpes en la cabeza, le arrojó un zapato y le escupió. Por estas lesiones fue asistida en un centro médico.

A continuación comenzó a amenazarla de muerte, por lo que la mujer abandonó el domicilio. Pero poco después, al percatarse de que no tenía sus pastillas prenatales diarias, volvió a la vivienda hacia las 23.14 horas, momento en el que Sergio echó la cerradura de la puerta de entrada y le quitó las llaves para impedir que se marchase. 

Cuando la joven recibió en su móvil una llamada de la Policía, el acusado  se lo quitó y lo tiró al suelo, fracturando la pantalla. En ese momento propinó dos bofetadas a su pareja. Luego fue a la cocina, cogió un cuchillo de 24 centímetros y se dirigió a la mujer diciéndole: “te voy a matar. Hoy te hago una cesárea. Todo el que se acerque a mí lo voy a rajar, aunque sea la Policía”.

Sobre la 1.15 horas de la siguiente madrugada, la perjudicada, asegurándose de que el acusado estaba acostado, se  puso en contacto con una amiga y le pidió que llamara a la Policía.

Esta amiga llevó a la Policía hasta el domicilio y solo cuando la mujer tuvo la certeza de que al otro lado de la puerta se encontraban los agentes se atrevió a salir de su habitación, “descalza y atemorizada” y abrirles con una copia de llaves que mantenía oculta “ante el pánico de que su pareja se enterase de que la tenía”. 

Cuando fue detenido, Sergio “mostró  una actitud chulesca, desafiante y agresiva” y llegó a manifestar delante de los agentes: “mañana en cuanto salga la voy a matar y no podréis hacer nada”, afirma el escrito de calificación de la Fiscalía. 

El acusado se encuentra en prisión provisional por esta causa desde el 21 de septiembre de 2018. La Fiscalía pide para él diez años y medio de cárcel por presuntos delitos de malos tratos, quebrantamiento de condena, amenazas y detención ilegal. 

En el juicio, la víctima y su amiga ratificaron su relato de lo sucedido y se escuchó un audio en el que quedaron grabadas las amenazas. También la Policía confirmó esta versión de los hechos.

La acusación particular que ejerce la agredida solicitó siete años y 9 meses de cárcel y el pago de una indemnización de 12.000 euros “por el estrés postrumático sufrido y el estado de ansiedad depresiva que aún presenta”. También reclama 150 euros por las lesiones físicas y 62 euros por la reparación de la pantalla del móvil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios