Juicio por violación

Un padre a su hija: “Si quieres tener novio, yo te voy a enseñar”

  • Acusado de violar a su hija durante el régimen de visitas en un piso okupado

  • El padre atribuye la denuncia a que no dio permiso a su hija para ir a una boda

El juicio tuvo lugar en la Audiencia de Sevilla El juicio tuvo lugar en la Audiencia de Sevilla

El juicio tuvo lugar en la Audiencia de Sevilla

La Fiscalía de Sevilla elevó este martes de 12 años a 14 años y tres meses de cárcel su petición de condena para un hombre acusado de agresión sexual continuada sobre su hija de 12 años, que llevaba a cabo cuando la menor estaba en su casa en virtud del régimen de visitas. Según manifestó la menor al tribunal, su padre le decía: "Si quieres tener novio, yo te voy a enseñar". 

En su declaración ante la Sección Cuarta de la Audiencia, el acusado  Rafael M.M. negó haber abusado de su hija y atribuyó la denuncia a la discusión que habían tenido porque no daba permiso a su hija para acudir a una boda.

La niña, por el contrario, declaró que nunca hasta entonces había mantenido relaciones sexuales aunque sabía lo que era porque se lo habían explicado en el colegio. Tras la separación del matrimonio, el procesado se había instalado en una vivienda okupada de la barriada de Torreblanca y allí, según la acusación, la desnudaba, la tiraba sobre un colchón y le tocaba los pechos y los genitales. También le introducía los dedos en la vagina e intentaba hacer lo mismo con el pene pero como a la niña le dolía solo lo hacía con la punta. No usaba preservativo y eyaculaba fuera, según declaró la menor.

La niña relató al tribunal que los actos de su padre “le daban asco” y que Rafael M.M. le amenazaba diciendo que si contaba algo él iría a la cárcel y a su madre y hermano “les pasaría algo”.

La acusación particular se adhirió a la elevación de penas de la Fiscalía y añadió 10.000 euros de indemnización por el daño psicológico a la niña. El acusado "se prevalió del cariño que su hija le tenía" pues la propia menor manifestó en el juicio que quiere mucho a su padre. “Si llego a saber lo que se me viene encima, no habría denunciado”, aseguró la víctima.

En el juicio compareció como testigo un joven, vecino del padre, quien declaró que la denunciante se les insinuaba a él mismo y a su hermano de 18 años sentándose encima de ellos, diciendo que eran muy guapos, que quería ser su novia y les enviaba mensajes de WhatsApp asegurando que “no voy a parar hasta que seas mío”.

La defensa: una fabulación tras negarse a malcriar a su hija

La defensa apeló a la presunción de inocencia para pedir la absolución del acusado. Recordó que la familia tuvo a las 11.30 horas del 4 de septiembre de 2017 una discusión sobre la asistencia de la niña a una boda y a las 17 horas la madre puso la denuncia.

Es decir, el motivo de la denuncia fue la negativa del acusado a malcriar a su hija. “Esto es una simple fabulación entre madre e hija para que la menor haga lo que quiera”, aseguró el defensor.

Aludió a las contradicciones entre las sucesivas declaraciones de la niña sobre si los abusos ocurrieron en marzo o en mayo para asegurar que “no sabemos si mintió entonces o ahora. Esto es una historia que la niña ha montado. Se lo tiene aprendido de carrerilla”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios