Accidente en la Hacienda del Rosario

Los padres de Moisés: "No queremos que ninguna familia pase lo que estamos pasando nosotros"

  • Los padres recuerdan que la hacienda abandonada no tenía ninguna medida de seguridad, a pesar de que está ubicada en una zona cercana a un colegio y a pisos de lujo

Los padres de Moisés, a la derecha, junto a su abogado, Joaquín Moeckel. Los padres de Moisés, a la derecha, junto a su abogado, Joaquín Moeckel.

Los padres de Moisés, a la derecha, junto a su abogado, Joaquín Moeckel. / Juan carlos Vázquez

Los padres de Moisés, el menor de 16 años que murió el pasado 9 de febrero al caérsele encima un muro de la Hacienda del Rosario, han asegurado a este periódico que la zona donde se produjo el trágico accidente no tenía ninguna medida seguridad, a pesar de que está ubicada en una zona cerca a un colegio y a urbanizaciones con pisos de lujo. Los padres, que este martes han acudido al juzgado de Instrucción número 7 de Sevilla, donde se les ha realizado el ofrecimiento de acciones, han manifestado que no quieren que vuelva a producirse otra desgracia. "Ha tenido que pasar esta desgracia; no quiero que pase más, que otra familia tenga que pasar por lo que estamos pasando nosotros", han indicado Paqui y José María.

Los padres han señalado que el lugar del accidente no es una zona apartada, puesto que además del colegio y de los pisos de lujo, sino que se están construyendo nuevas viviendas y además la gente pasea con sus mascotas y se meten dentro de la antigua Hacienda del Rosario, y el carril bici está ahí también.

Por ello, consideran que "le podía haber pasado a los cuatro chavales" que estaban aquel día en la hacienda, han dicho los padres, que esperan que con la investigación judicial que ahora se inicia se "depuren las responsabilidades" por lo ocurrido. El juez también tiene previsto tomar este martes declaraciones a los tres jóvenes que se hallaban en la hacienda cuando se produjo el suceso.l

El abogado de la familia, Joaquín Moeckel, se desplazó ayer al lugar de los hechos acompañado de un equipo técnico de arquitectos. En la zona del suceso, la Hacienda del Rosario, totalmente abandonada, se levantó prueba pericial y fotográfica de cómo se encontraba el lugar en el momento en el que se produjo la muerte del joven.

El letrado mostró su "perplejidad" al visitar este enclave, donde hasta ayer "la única medida de seguridad que se había tomado era una cinta de plástico fácilmente saltable".

Moeckel ha insistido en que la hacienda donde se produjo el derrumbamiento del muro se encuentra en una zona residencial, "dentro de la ciudad". "No está en el campo, como cuando murió allí en 1094, en un duelo, el marqués de Pickman, sino frente a una urbanización de pisos de lujo y a pocos metros de un instituto y de pistas deportivas, por lo que se trata de un lugar muy transitado por los vecinos de la zona", ha destacado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios