Caso Mercasevilla

La coherencia de Beltrán Pérez y Zoido

  • El ex alcalde Juan Ignacio Zoido decidió en 2015 retirar al PP de la causa de la venta de los suelos de Mercasevilla y su sucesor en la candidatura a la Alcaldía, Beltrán Pérez, ha seguido la línea marcada en cuanto al ejercicio de la acusación particular

Beltrán Pérez y Zoido cuando presentaron la denuncia por el caso Mercasevilla, en 2009. Beltrán Pérez y Zoido cuando presentaron la denuncia por el caso Mercasevilla, en 2009.

Beltrán Pérez y Zoido cuando presentaron la denuncia por el caso Mercasevilla, en 2009.

El PP se ha retirado in extremis del juicio que comenzó este martes por el supuesto delito societario en Mercasevilla, lo que demuestra la coherencia y la coincidencia de los dos líderes populares en el Ayuntamiento de Sevilla: Beltrán Pérez y Juan Ignacio Zoido. Ambos han tomado decisiones similares, por cuanto los dos han desistido del ejercicio de la acusación particular en alguna de las piezas de Mercasevilla y ambos lo han hecho al amparo de que los interseses del mercado mayorista ya estaban lo suficientemente defendidos con la acusación particular que ha ejercido y ejerce la propia lonja en ambos procesos.

Beltrán Pérez decidió la tarde del pasado lunes que el PP se retirara de la acusación particular del juicio que en su momento se inició por el delito societario de Mercasevilla y lo hizo con el argumento de que dejaba en manos de la propia entidad Mercasevilla y del Ministerio Público el ejercicio de la acción penal, lo que garantiza la "culminación del trabajo del PP en su lucha contra la corrupción" en el mercado mayorista.

En un comunicado, el candidato popular a la alcaldía en las próximas elecciones de mayo defendía que la garantía de continuidad de la causa por la acción de la Fiscalía y Mercasevilla "aconseja desistir de una acción personal como consejero de la compañía de la que no forma parte hace ocho años, y no se quiere interferir ni política ni mediáticamente en el juicio".

La decisión de Beltrán Pérez coincide exactamente con la línea marcada por el ex alcalde de Sevilla y ex ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, quien en abril de 2015, siendo todavía regidor hispalense, defendió la retirada del PP como acusación particular en otra de las investigaciones abiertas a raíz de las irregularidades detectadas en Mercasevilla, la de la supuesta adjudicación fraudulenta del concurso para la enajenación de los suelos del mercado mayorista.

La defensa de Zoido a la retirada del PP en la venta de los suelos La defensa de Zoido a la retirada del PP en la venta de los suelos

La defensa de Zoido a la retirada del PP en la venta de los suelos

Zoido atribuyó entonces, como aparece en esta información publicada por Diario de Sevilla el 11 de abril de 2015, la retirada de la acusación del PP a que el propio mercado central de abastos ya se encuentra "personada y ejerciendo sus acciones" en esta causa penal, que había llegado en ese momento al final de la instrucción, es decir, Zoido defendió entonces la misma argumentación que Beltrán Pérez ha dado ahora para desistirse de la mal llamada causa del delito societario de Mercasevilla. "Una vez que Mercasevilla está personada, el PP y yo debemos retirarnos porque ya está el Ayuntamiento en el asunto, a través de Mercasevilla, ejerciendo las acciones que le corresponden", afirmó entonces Zoido.

Al final, el caso de la venta de los suelos de Mercasevilla acabó con la absolución de los diez acusados, entre ellos el ex portavoz municipal de IU Antonio Rodrigo Torrijos y el ex director general de Mercasevilla Fernando Mellet, en una sentencia que ni siquiera fue recurrida por la Fiscalía de Sevilla. Y el caso que ahora se enjuicia, a pesar del bombo y platillo que supuso también esta instrucción por parte de Mercedes Alaya, ha quedado reducido a cuatro hechos puntuales cuyo resultado en sentencia resulta también bastante incierto: un contrato con la empresa Hermes Consulting, el pago de unos palets, el pago de una beca de estudios a la hija del presidente de la asociación de Mayoristas de Pescado y el cobro por parte de nueve trabajadores prejubilados en el ERE de 2007 de un premio extraordinario de jubilación.

Con esas perspectivas, el acuerdo de Beltrán Pérez para apartarse del proceso y dejar la acusación en manos de la propia Mercasevilla, cobra más coherencia.

La principal diferencia entre una actuación y otra está en los distintos tiempos en los que se han adoptado ambas, con la decisión tardía de Beltrán Pérez, que no debió esperar hasta un día antes para seguir las directrices que le marcó en su día Zoido. Por qué ha aguardado tanto tiempo es la gran incógnita que no se ha completado y sobre la que algunos dentro del PP tienen sus propias teorías...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios