Infraestructuras judiciales

Limpieza de cubiertas en los juzgados del Prado

  • Tres meses de obras para impermeabilizar las cubiertas

El nuevo vallado perimetral de los juzgados El nuevo vallado perimetral de los juzgados

El nuevo vallado perimetral de los juzgados

Mientras se deshoja la margarita de dónde se ubicará la Ciudad de la Justicia, los juzgados del Prado de San Sebastián van a ser sometidos a un nuevo acondicionamiento parcial. Desde el viernes están cercados por una valla perimetral de cara al saneamiento de las cubiertas y nueva impermeabilización que se va a colocar.

El objetivo es evitar las goteras que todos los inviernos dan algún que otro susto en los juzgados del último piso.

El proyecto se ha presupuestado en 122.000 euros y las obras durarán entre dos meses y medio y tres meses. La Junta de Andalucía prevé realizar la actuación por fases, retirando y acopiando la grava, eliminando los geotextiles y el aislamiento, retirando la lámina impermeabilizante  y adecuando la formación de pendientes.

El edificio de los juzgados tiene una forma rectangular con unas dimensiones aproximadas de 91 metros por 36. Cuenta con cuatro plantas sobre rasante y una subterránea, con cuatro patios interiores.

Las obras no afectarán a la estructura del edificio. La nueva cubierta tras la intervención constará de las siguientes capas: una protección mediante grava de unos seis centímetros de espesor; geotextil de separación; un aislamiento térmico de poliestireno extrusionado; una lámina impermeabilizante asfáltica; una barrera de vapor mediante oxiasfalto; y formación de pendiente.

En breve se espera emprender la otra obra ya aprobada  para la zona que es el vallado perimetral de toda la manzana de los juzgados y la Audiencia que, según la Consejería de Justicia, mejorará su seguridad.

En el vallado se incluirá la plazoleta delantera con parterres que comparten ambos edificios judiciales, que tiene una superficie de 1.329 metros cuadrados. Esta zona dispone solo de vallas móviles que se colocan según las necesidades, por ejemplo para regular el flujo de personas cuando cuando se celebra un juicio importante o una manifestación.

Los autores del proyecto consideran que estas vallas móviles afean el conjunto y no ofrecen las garantías de seguridad que requieren este tipo de edificios.

La impermeabilización de las cubiertas se pone en marcha cuando la Junta acaba de anunciar que suspende el traslado de los cuatro juzgados de Violencia sobre la Mujer a este edificio de los juzgados, donde llevó a cabo unas obras valoradas en 300.000 euros para acondicionar una planta entera. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios