Sentencias

Absueltos cuatro acusados de secuestrar y agredir a otro por "chivato" en Sevilla

La víctima se presentó en la Maestranza Aérea dicendo que había sido secuestrada.

La víctima se presentó en la Maestranza Aérea dicendo que había sido secuestrada. / antonio pizarro

La Audiencia de Sevilla ha absuelto a cuatro acusados, que se enfrentaban a penas de hasta siete años y medio de prisión, por secuestrar y agredir presuntamente a otro individuo por "chivato". La Audiencia ha decidido absolver a los cuatro acusados por las contradicciones en el testimonio de la víctima, que llevan a los magistrados a decir que "no afirmamos que su versión sea falsa, pero tampoco podemos asegurar que sea cierta".

En este sentido, la sentencia de la Sección Séptima de la Audiencia, a la que ha tenido acceso este periódico, señala que si bien "pudo acontecer que todo ocurriera como lo narra, también pudo ser que los hechos discurrieran como relatan los acusados y que en consecuencia ni existiera retención alguna ni amenazas ni lesiones, pues carecemos de elementos corroboradores objetivos periféricos de interés". Así, concluyen el fallo que existe una "duda razonable" acerca de lo relmente acontenido y el principio in dubio pro reo impone el dictado de un pronunciamiento absolutorio.

La sentencia recoge como hechos probados que en la tarde del 14 de abril de 2021, en una hora detemrinadas, los cuatro acusados circulaban, junto a la víctima, en un turismo Mercedes SUB por Sevilla, con el que se dirigieron a una entidad bancaria de Pino Montano, para que la víctima "extrajera dinero, sin que lo lograra por no tener fondos". Tras ellos repostaron gasolina y por último acudieron a las proximidades del supermercado Alcampo del Parque Alcosa.

Sobre las 2:30 horas, el denunciante llegó a la Maestranza aérea de Sevilla, cerca del Aeropuerto san Pablo, "desencajado, pálido, nervioso, llegando a vomitar y a llorar, narrando a los militares que le auxiliaron que venía huyendo, que le habían secuestrado y le habían amenazado con un revólver".

La Fiscalía pidió la condena sobre la base de la declaración de la víctima, que se incorporó al juicio dado que el joven no compareció en la vista oral al hallarse en paradero desconocido y haber resultado infructuosas las diligencias policiales practicadas para su declaración. 

Los cuatro acusados niegan los hechos y todos "coinciden con que el día de autos estaban consumiendo drogas y alcohol en un patio de la Calle Estrella Vieja" cuando llegó la víctima, conocido de uno de ellos, que se encontraba bajo los efectos de las drogas; que "siguieron consumiendo todos juntos invitando a aquel que en un momento dado les dijo que le llevaran a por dinero al banco para comprar más droga y seguir consumiendo y que así lo hicieron".

Iban a una "fiesta, rave o botellona"

A continuación, relatan que fueron al cajero, que se bajó el testigo y no tenía saldo, por lo que volvieron al coche "porque iban a una fiesta, rave o botellona que había en las inmediaciones del establecimiento Alcampo del Parque Alcosa y que como quiera que el testigo estaba muy pesado con que quería dinero para seguir consumiendo decidieron abandonarle en la fiesta y marcharse ellos del lugar".

Todos ellos niegan en consecuencia que retuvieran al testigo contra su voluntad y a la fuerza le introdujeran en el coche, que le amenazaran o golpearan para que sacara dinero del cajero, que le exhibieran un cuchillo o un arma, que le quitaran el teléfono móvil, que le llevaran forzosamente a una casa abandonada, y que le obligaran a golpes a bajar al sótano tirándole piedras y peñascos que le impactaron del que le dijeron que no se moviera.

Por su parte, el denunciante declaró que "venía de su trabajo cuando se encontró con los cuatro acusados a bordo del coche" que conducía un conocido suyo y que éste se ofreció a llevarle a casa por lo que subió. Que tras subir al coche, esta personla le dijo a los a los demás que "le había denunciado muchas veces y que comenzaron a llamarle chivato y a pegarle". Fue entonces cuando otro de los acusados, que iba de copiloto, le amenazó "con un machete o cuchillo y con una pistola. "Que le cogieron la cartera y como no tenía dinero le dijeron que irían al cajero a sacar el dinero de la cartilla", dijo la víctima, que añadió que en el coche "no paraban de pegarle" y le tiraron el móvil.

"Que después dan un montón de vueltas con el coche hasta que le llevan a una casa abandonada, que tres de ellos le llevan pegándole y le meten en el sótano arrojándole peñotes que le impactan en el cuerpo. Le dicen que se quede allí y así lo hace durante 10 o 15 minutos decidiendo salir y dirigirse a una luz que veía y que creía que era una gasolinera pero que resultó ser la base militar del aeropuerto San Pablo [en alusión a la Maestranza Aérea] y que se tiró a un canal cuando vio de nuevo el coche hasta que llegó a los militares que le auxiliaron".  

Ante estos relatos tan completamente contradictorios, el tribunal ha acabado por absolver a los cuatro acusados, que se estaban enfrentando a penas de hasta siete años y medio de cárcel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios