El accidente de Nadia Mechaala Mercedes Gordillo: "He perdido a mi hija y parece que tengo que pedir perdón"

  • La madre de la joven tenista Nadia Mechaala considera que la juez ha sido "inmisericorde con las víctimas y con el honor" de su hija.

  • Anuncia que recurrirá ante la Audiencia para elevar la condena al ciudadano estadounidense Donald Arthur Lehman.

Una fotografía de Nadia que la madre ha subido a su facebook. Una fotografía de Nadia que la madre ha subido a su facebook.

Una fotografía de Nadia que la madre ha subido a su facebook.

Comentarios 4

La madre de Nadia Mechaala, la periodista Mercedes Gordillo, ha criticado la sentencia del juzgado de Instrucción número 5 de Sevilla que ha condenado al ciudadano estadounidense Donald Arthur Lehman al pago de una multa de 3.600 euros y la retirada del carné durante un año, por el accidente que tuvo lugar hace tres años y en el que murió la joven tenista. "He perdido a mi hija, mi salud y mi profesión, y aún así parece que tengo que pedir perdón", ha escrito la madre de Nadia en su muro de Facebook en el que realiza una valoración de la sentencia.

Mercedes Gordillo anuncia que recurrirá ante la Audiencia de Sevilla la sentencia, porque considera que debe de llegar hasta el final en su lucha judicial. "Cuando la Audiencia confirmó que se trataba de un delito leve por imprudencia menos grave, la sola definición de esta decisión judicial, me resultaba humillante para mi hija. Ahora que lo han condenado a una multa de 3.650 euros y retirada del permiso de conducir durante un año, me quedo casi sin palabras... Es imposible definir tanto dolor y frustración", añade la madre de Nadia.

La familia de la joven fallecida está "indignada" y critica que, a su juicio, la juez que ha dictado la sentencia -el fallo coincide exactamente con la petición de condena que realizó la Fiscalía en el juicio- "ha sido inmisericorde con nosotros, las víctimas, y con el honor de Nadia, la que más ha perdido en esta tragedia. En más de una ocasión, y ahora es una de ellas, hemos tenido la impresión de que se ha defendido más al acusado y a la compañía aseguradora, que a las verdaderas víctimas", asevera.

En el recurso que presentarán, la acusación particular sólo puede pedir que se aumente la multa hasta lo máximo que fija la Ley, a 5.400 euros (18 meses a razón de 10 euros diarios) y 18 meses de retirada del carnet de conducir. "Aunque lo ganáramos, seguiría siendo demasiado poco para el daño causado", asegura Mercedes Gordillo, que añade que "no hace falta que me diga la señora juez que desde el punto de vista emocional ninguna cantidad será suficiente para compensar la muerte de mi hija. Pero yo, como tantos otros, me pregunto qué Justicia tenemos que valora en tan poco la vida de las personas. Que deja en muy mal lugar a nuestro país, a su sistema de Derecho y al colectivo de profesionales que lo administran".

La familia considera que a pesar de quedar probado que el acusado conducía imprudentemente, "con exceso de velocidad, totalmente distraído, que no pisó el freno, etc., la juez dice que es un delito leve y además le reduce la condena por asumir la responsabilidad y por su sincero arrepentimiento. Y me pregunto: ¿Cómo sabe ella que es sincero? Lo único que sabemos, los demás, de este señor es que mintió en sede judicial al decir que conducía a 80km/h; que mintió cuando dijo que asistiría al juicio; que en ningún momento su arrepentimiento le ha llevado a asumir responsabilidades personales; y eso sí que está muy contrariado por la retirada del permiso de conducir durante un año".

La sentencia es "delicada con el culpable y libra a la aseguradora de indemnizara a los afectados", asegura Mercedes Gordillo

"Está tan abatido por la muerte de Nadia que a sus 77 años tiene ganas de seguir conduciendo, como si nada hubiera ocurrido cuando lo hacía por Sevilla el 18 de julio de 2016", ironiza la madre, que opina que la sentencia es "delicada con el culpable y libra a la compañía aseguradora de indemnizar a los afectados, más allá de los perjuicios básicos obligatorios. La juez nos niega toda reclamación civil: gastos médicos, afección del vehículo siniestrado, que es habitual en todos los juicios por accidentes, así como el perjuicio particular (que recoge en el artítulo 69 Ley 35/2015) que ha provocado en mi salud la muerte traumática de Nadia, a pesar de las numerosas pruebas presentadas que acreditan que estoy incapacitada para la vida laboral".

La madre dice que tal ha sido el trato recibido por la Justicia que la sentencia les niega también el abono de una tablet que le regalaron a Nadia por Reyes y que la portaba en el momento del accidente, y que quedó destrozada. La madre concluye que llegará hasta el final en esta lucha. "Soy tan ilusa que vuelvo a recurrir a pesar de los palos. Igual que lo era Nadia, no soy persona de rendirse fácilmente y por mi hija, mucho menos", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios