Sentencias

Tres años de cárcel para cuatro acusados de allanar una vivienda y agredir a sus ocupantes en Alcalá de Guadaíra

  • Lesionaron a los ocupantes de la vivienda usando un bastón y una vara e intentaron agredir con una navaja a una de las víctimas

Fachada principal de la Audiencia Provincial de Sevilla Fachada principal de la Audiencia Provincial de Sevilla

Fachada principal de la Audiencia Provincial de Sevilla / D. S.

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a tres años de cárcel a cuatro personas acusadas de allanar en el año 2017 una vivienda en Alcalá de Guadaíra tras romper la cerradura de la puerta de entrada y de agredir y lesionar a sus ocupantes con un bastón y una vara.

Aunque estaba previsto que los cuatro hombres fueran enjuiciados por un jurado popular, la vista oral no se celebrará porque se ha alcanzado un acuerdo de conformidad alcanzado entre la Fiscalía, la acusación particular, la defensa y los acusados, que han sido condenados a un año de prisión por un delito de allanamiento de morada; a dos años de cárcel y la prohibición de comunicarse y aproximarse a menos de 200 metros de las dos víctimas durante cuatro años por dos delitos de lesiones, y al pago de una multa de 180 euros por un delito leve de daños. Asimismo, deberán indemnizar conjunta y solidariamente a las dos personas agredidas con un total de 768,40 euros por las lesiones y daños causados, según informa la Oficina de Comunicación del TSJA.De este modo, la Audiencia declara probado que los hechos tuvieron lugar sobre las 21:30 del día 17 de febrero de 2017, cuando los encausados, "puestos de común acuerdo", se dirigieron al domicilio de un vecino y, "con ánimo intimidatorio y de atentar contra su integridad física", golpearon "fuertemente" la puerta hasta romper la cerradura, causando unos daños tasados pericialmente en 48,40 euros y logrando acceder al interior del inmueble, donde se encontraba la madre del propietario de la vivienda junto a su nieto de cinco años.Seguidamente, agarraron del cuello a la mujer, a la que propinaron golpes y tiraron del pelo, momento en el que hizo acto de presencia el marido de dicha mujer tras ser alertado por su nieto e intentó expulsar del domicilio a los acusados, siendo igualmente golpeado y "apaleado" por éstos con un bastón y con una vara por diversas partes del cuerpo, cayendo al suelo.La Audiencia Provincial considera probado que, tras levantarse del suelo, la víctima consiguió expulsar de la vivienda a los acusados, si bien, cuando se encontraban todos en el patio, uno de los encausados se abalanzó con una navaja sobre el afectado para agredirle, parando éste el golpe con su mano izquierda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios