Novedades

El Cupra Born no sólo será eléctrico, sino también inequívocamente deportivo

  • Entre los planes en torno a los vehículos eléctricos de Seat está que el Cupra Born, como finalmente se llamará el hatchback que a lo largo de este año se ponga a la venta, tenga un rendimiento superior al del Volkswagen ID.3: debe identificarse inequívocamente con lo que supone Cupra en tanto a marca que encarna la deportividad.

El Cupra Born no sólo será eléctrico, sino también inequívocamente deportivo El Cupra Born no sólo será eléctrico, sino también inequívocamente deportivo

El Cupra Born no sólo será eléctrico, sino también inequívocamente deportivo

El Born será un compacto eléctrico de 4,29 m que comparte plataforma MEB con el Volkswagen ID.3, entre otros modelos. Estará a la venta este mismo año, presumiblemente, durante el ultimo trimestre y se fabricará en la planta de Zwickau (Alemania). En unos días conoceremos su aspecto y características definitivas, pero ya se van perfilando algunos detalles como la existencia de una versión con batería de 77 kWh, como la que usan las versiones de gama alta del ID.3 de VW y con la que alcanzará una autonomía de 500 km con el ciclo WLTP. Esta versión tendría el motor de 204 CV, lo que le permitirá acelerar de 0 a 50 km/h (sí, Cupra aún se reserva el dato usual en las aceleraciones, el de 0 a 100 km/h, para fechas más cercanas a su lanzamiento) en 2,9 s.

Entre los elementos que le hacen diferente a otros modelos con la plataforma MEB estaría la posibilidad de seleccionar, momentáneamente, disponer de la potencia pico de su motor -superior a la máxima por unos instantes-, de modo que podría, por ejemplo, adelantar más rápidamente al disponer de mayor empuje. Una suerte de botón de hiperespacio, por utilizar un efecto reconocido por todos los amantes de la ciencia ficción.

El Born está obligado a, aún siendo eléctrico, mantener el rigor deportivo de los Cupra. El Born está obligado a, aún siendo eléctrico, mantener el rigor deportivo de los Cupra.

El Born está obligado a, aún siendo eléctrico, mantener el rigor deportivo de los Cupra.

Además, según Cupra, “el Control Dinámico de Chasis (DCC), ha sido desarrollado exclusivamente con el ajuste específico Sport en la plataforma MEB, para el Born”, de manera que el comportamiento responda a esa configuración más dinámica.

El Cupra Born también podría contar con versiones de potencia más modesta, como los 150 CV y con baterías también menos capaces, como la de 58 kWh, en aras de beneficiar su precio de venta. Del mismo modo, también podría ocurrir que hubiese versiones con un motor por eje, algo que, por el momento, sólo el ID.4 GTX, también de Volkswagen, tiene.

Entre las fórmulas de venta del Born estaría la suscripción, con el propósito de captar a los clientes más jóvenes. Entre las fórmulas de venta del Born estaría la suscripción, con el propósito de captar a los clientes más jóvenes.

Entre las fórmulas de venta del Born estaría la suscripción, con el propósito de captar a los clientes más jóvenes.

Para atraer a los clientes más jóvenes, el Born se vendería no sólo con las fórmulas clásicas, sino también por suscripción. Esto permitiría disponer de una tarifa mensual en la que se incluiría el uso del vehículo y los servicios relacionados, según explico en Wayne Griffiths días atrás.

Este Cupra permitirá a la marca, además de incrementar su rentabilidad, acceder a los mercados del norte de Europa en los que los vehículos eléctricos ya son la elección preferencial de muchos clientes, sumándose así al éxito que vienen obteniendo otros Cupra en Centroeuropa. También será el primer paso en la hoja de ruta hacia la electrificación completa de Cupra, algo que Volkswagen quiere para ella.

El crossover Tavascan es, por el momento, sólo un ejercicio de estilo. La aprobación de su producción está aún en el aire. El crossover Tavascan es, por el momento, sólo un ejercicio de estilo. La aprobación de su producción está aún en el aire.

El crossover Tavascan es, por el momento, sólo un ejercicio de estilo. La aprobación de su producción está aún en el aire.

El Cupra Tavascan, un SUV compacto también eléctrico, sería el segundo hito en ese recorrido siempre que acabe aprobándose su producción, extremo que aún está en el aire.

De llevarse a la producción tal cual ha sido presentado, el interior del Tavascan apenas tendría controles físicos. De llevarse a la producción tal cual ha sido presentado, el interior del Tavascan apenas tendría controles físicos.

De llevarse a la producción tal cual ha sido presentado, el interior del Tavascan apenas tendría controles físicos.

Este Tavascan se presentó con un motor por eje, con tracción total por tanto, con una potencia máxima de 306 CV y batería con capacidad para 77 kWh, pudiendo llegar a recorrer 450 km con una carga. Es un SUV coupé que prácticamente prescinde de mandos físicos para el control de los elementos de infoentretenimiento o confort y que, como concept, fue presentado en el Salón de Frankfurt de 2019.

 .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios