ECOLOGÍA

Seat deberá vender un 25% de coches eléctricos en 2025 si quiere evitar multas de la UE

  • La firma española lanzará seis modelos, entre eléctricos e híbridos enchufables, hasta inicios de 2021.

Seat El-Born, prototipo de eléctrico. Seat El-Born, prototipo de eléctrico.

Seat El-Born, prototipo de eléctrico.

El presidente de Seat, Luca de Meo, ha asegurado que el 25% del total de las matriculaciones de la compañía en 2025 debe corresponder a coches eléctricos para cumplir con el objetivo de reducción de emisiones contaminantes del 15% (respecto a los niveles de 2021) establecido por la Unión Europea (UE).

De momento, la firma automovilística española no ofrece ningún modelo 100% eléctrico, pero lanzará seis modelos eléctricos e híbridos enchufables hasta inicios de 2021. Así que, dentro de seis años, uno de cada cuatro vehículos vendido por Seat tiene que ser de cero emisiones para evitar multas del gobierno comunitario.

Asimismo, De Meo refirió, durante la jornada 'El Ágora de elEconomista', que se ha creado un debate "absurdo" en torno a los motores de combustión, ya que los actuales, los que cumplen con la normativa Euro 6, pueden contribuir a reducir los niveles de contaminación y a rejuvenecer la edad media del parque automovilístico.

Luca de Meo, presidente de Seat. Luca de Meo, presidente de Seat.

Luca de Meo, presidente de Seat.

"El 80% del impacto de la polución proviene de los coches de más de diez años. El problema está ahí y las proyecciones nos dicen que el parque está envejeciendo cada vez más en vez de bajar la medida de edad", advirtió.

Por otro lado, a la pregunta de si se ve como el próximo presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), De Meo no descartó nada y aseguró que el organismo es una plataforma "excepcional" para que el sector trabaje en equipo y eleve el nivel de la discusión generada en torno a la nueva movilidad. "Y no para utilizarla para reivindicaciones personales", apuntó.

La revolución del eléctrico

El presidente de Seat, Luca de Meo, ha asegurado que para el sector del automóvil debe ser "estratégico" capacitar a la fuerza laboral para la nueva revolución industrial, la denominada Industria 4.0, e implantar programas de transformación con los que las personas puedan acceder a nuevos puestos de trabajo más relacionados con la tecnología.

Según De Meo, con la llegada del vehículo eléctrico y la conducción autónoma se necesitarán más trabajadores especializados en lo relacionado con el 'software' que en la propia cadena de producción.

"El tema de la producción es un reto. Un coche eléctrico puro necesita menos horas de mano de obra. Es muy importante proteger el empleo de la cadena de producción, pero también hay que tener claro que se van a producir cambios", señaló el directivo.

En este contexto, destacó la importancia de reconvertir los empleos y acompañar a los trabajadores. "A día de hoy, un coche eléctrico tiene unos 100 millones de línea de código, más que un caza F35. Vamos a necesitar muchos desarrolladores de 'software', así que como empresarios tenemos la responsabilidad de acompañar esta transformación de competencias y ayudar a nuestros empleados a reinventarse. Creo que es clave", apuntó.

El directivo, que ejerce como presidente de Seat desde 2015 y que también es presidente del consejo de administración de Volkswagen Group España Distribución, consideró que también se crearán nuevos puestos de trabajo fuera de las fábricas de producción de vehículos y que la movilidad del futuro va camino de convertirse en "un nuevo motor" de empleo para las próximas generaciones.

Seat invirtió en 2018 casi 23 millones de euros en formación, o lo que es lo mismo, 1.500 euros por cada uno de sus empleados y 17 veces más que la media en España. Sin embargo, De Meo no lo considera suficiente y espera que dicha partida crezca "exponencialmente" en los próximos años.

Además, De Meo resaltó, en línea con lo establecido por el grupo Volkswagen, resaltó que los fabricantes de automóviles se convertirán en proveedores de soluciones de movilidad.

“En un momento de cambio como el actual se necesita gran agilidad para adaptarse a las necesidades de los clientes. Y es muy difícil que una sola empresa tenga la capacidad de liderar en la producción, desarrollo de 'software', Inteligencia Artificial (IA) o cualquier otra área relacionada con la nueva industria", advirtió.

Asimismo, el italiano, que se unió al grupo Volkswagen en 2009 como director de Marketing de Audi, explicó que será un "enorme desafío" para el sector desarrollar materiales avanzados a bajo coste, como, por ejemplo, las baterías para los coches eléctricos. "La colaboración en este punto creo que es crucial. Debemos compartir una agenda tecnológica", indicó.

Baterías

Según De Meo, Europa necesita capacidad de producción de baterías, dominada en la actualidad por países asiáticos como Japón, Corea del Sur y China. "Es un reto. La industria del automóvil va a empujar pero tampoco puede hacer todo el trabajos", subrayó.

Seat desarrollará en Barcelona la nueva plataforma para vehículos eléctricos pequeños del grupo Volkswagen y lanzará seis modelos eléctricos e híbridos enchufables hasta inicios de 2021.

El presidente de la firma automovilística española afirmó que la intención del consorcio alemán es democratizar la llegada del coche eléctrico con precios más asequibles. En total, invertirá 30.000 millones en cinco años.

En la jornada también estuvieron presentes el secretario general de Industria y de la Pyme, Raül Blanco; el vicepresidente Ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Amero; el presidente ejecutivo de Volkswagen Group España Distribución, Francisco Pérez Botello; el consejero delegado de Endesa, José Bogas, y el director general de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), José Portilla, entre otras personalidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios