Mundiales en el recuerdo

2010. De Gelson a Iniesta, la gloria en siete actos

Iniesta en éxtasis tras el pitido final. Iniesta en éxtasis tras el pitido final.

Iniesta en éxtasis tras el pitido final.

Comentarios 1

El Mundial salía por primera vez de Europa y América, la campeona Italia y la subcampeona Francia se iban en la primera fase sin ganar un solo partido, Corea del Norte volvía 44 años después del gol de Pak Doo Ik a los italianos, la lucha de Messi y Cristiano por el Balón de Oro se trasladaba a África... Todo eso y mucho más ocurrió en Sudáfrica 2010. Y también, y sobre todo, lo impensable: España fue campeona del mundo.

I. España, 0; Suiza, 1. España inició de la peor forma posible el campeonato, con una derrota ante Suiza, gol de Gelson Fernandes, que sumió el país en el desánimo. Consecuencias: Silva desapareció del equipo -sólo jugaría unos minutos en la semifinal- y Del Bosque salió al paso de las críticas que arreciaron por la alineación: "Si volviera a ser futbolista me gustaría parecerme a Busquets".

II. España, 2; Honduras, 0. El rival era Honduras, sí, pero aquello tenía caracteres de final después de lo de Suiza. El seleccionador metió a Torres y a Navas por Silva e Iniesta, tocado, y Villa solventó el apuro con dos de los cinco goles que lograría en el campeonato.

III. Chile, 1; España, 2. La roja, la chilena, estaba a un solo punto de la clasificación, incluso la derrota podía valerle, pero tenía en su mano dejar fuera a España, que necesitaba la victoria. Y ganó mediante Villa e Iniesta, mientras llovían las críticas por lo que muchos consideraban un acuerdo para mantener el 2-1 que les valía a ambos ante el empate del Suiza-Honduras.

IV. España, 1; Portugal, 0. Un partido complicado en el que un suplente como Fernando Llorente tuvo un papel fundamental frente a las torres de la defensa lusa. El gol volvió a ser cosa de Villa, en el límite del fuera de juego, y Queiroz se lamentó hace unos días, tras el Irán-España, de que entonces no hubiera VAR.

V. Paraguay, 0; España, 1. Quizá el partido más difícil del campeonato. Casillas fue decisivo al pararle un penalti a Cardozo con 0-0. Dos minutos después, Xabi Alonso falló un penalti que había mandado repetir el árbitro, que luego se comió otro penati a Cesc. En el 83, Villa llevó a España a semifinales.

VI. Alemania, 0; España, 1. En la historia de la selección ocupará siempre un lugar de honor el cabezazo de Puyol que derrotó a Alemania y llevó a España a su primera final de un Mundial. Del Bosque se la jugó con Pedro por Torres y la máquina alemana, sin Thomas Müller por sanción, fue derrotada.

VII. Holanda, 0; España, 1. Minuto 116. Saca el balón Jesús Navas, toca Iniesta, el balón llega a Cesc, de nuevo Navas, Torres envía al área, Cesc recoge el rechace, pasa a Iniesta y...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios