¡ave, osos! | Crítica de Teatro

Dejad que los 'osos' se acerquen a mí

El elenco completo de '¡Ave, osos!

El elenco completo de '¡Ave, osos! / Joakim Ward

Llegó el esperado feSt, de nuevo, con el cien por cien del aforo. Dejamos a Alberto San Juan y la Banda en Platea Odeón Imperdible que, por horario tuvo el honor de inaugurar el Festival con su concierto y nos hicimos un hueco en la Sala Cero con ¡Ave, osos! de la compañía alavesa El mono habitado.

Fiel a su compromiso con el humor, los chicos de la Cero nos han descubierto a este grupo vasco que plantea una comedia teológica en la que una paloma con mucha personalidad se cuela por un ventanón de la casa de una pareja de gais osos (o sea, gorditos y peludos) para anunciarles que el Mesías va a volver a venir a la Tierra y que ellos serán sus padres. Es propio de El Mono habitado partir de una premisa en el límite de la realidad o, directamente, surrealista para luego desarrollar la historia desde la más absoluta naturalidad.

Bendiciones para nuevas formas de amor y dosis de muy buenrollismo

El texto de Raúl Camino (también actor) si peca de algo es de una absoluta ternura al enfrentar el problema teológico de que Dios decida hacer justicia con las minorías. La pareja feliz (el propio Camino y Aitor Pérez), dos osos encantadores, adoptan, tras algunas dudas, su anunciación y empiezan a desarrollar los síntomas del embarazo que, como en esas películas estadounidenses tan dadas a cambiar roles y sexos, van despertando risas entre los espectadores. Begoña Martín (la amiga mariliendre y madre soltera) sentencia desde su experiencia la inusitada situación. Javier Liñera (hombre pulcro, resulta hasta simpático representando a quien representa). Una función amable, de frufrú y casi divina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios