Cultura

El alcalde de Málaga sitúa los contactos con Carmen Cervera en 2003

  • De la Torre rechaza que se intentara perjudicar a Sevilla y apunta a que la capital hispalense no inició las conversaciones hasta 2007 · Rechaza un trasfondo político y dice respetar la no participación de Junta y Estado en el museo malagueño.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), ha asegurado hoy que los primeros contactos con Carmen Thyssen para crear un museo en esta ciudad "se remontan a 2003" y ha añadido que no conoce los contactos mantenidos por Sevilla, pero cree que comenzaron "a finales de 2006 o en 2007".

Al preguntársele por la posibilidad de motivaciones políticas en la decisión de la baronesa de no abrir un museo en Sevilla, De la Torre ha subrayado en rueda de prensa que no quiere "entrar en polémicas" con el "compañero alcalde de Sevilla", Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), a quien aprecia "personalmente".

El regidor malagueño ha agregado que no sabe "quién ha hecho unas declaraciones tan desafortunadas" en alusión a posibles motivos partidistas en la decisión de Carmen Thyssen.

También ha reiterado que Málaga ha hecho "un trabajo de muy largo recorrido y muy serio para avanzar en este tema" y ofreció la sede del antiguo Palacio de Villalón, que se "ampliará con nuevos edificios por la importancia de la colección que se nos ofrece".

Por ello, ha "aplaudido" el "compromiso" de la baronesa con el proyecto de Málaga y ha expresado su "respeto y afecto" a Sevilla, "a la que no queremos perjudicar para nada".

"Hemos luchado por nuestra ciudad y por Andalucía", porque las obras que se expondrán en Málaga son de una colección española y "podrían estar fuera" de la comunidad autónoma, y el hecho de que se expongan en la capital malagueña "debe alegrarnos a todos", ha señalado De la Torre.

Sobre la decisión del Ministerio y la Consejería de Cultura de no participar en el proyecto, el alcalde ha subrayado que "respeta" la decisión y ha precisado que a ambas instituciones se le ofreció "una colaboración en el plano del apoyo técnico".

En las cartas que envió al ministro y a la consejera, De la Torre les señaló que su presencia en el proyecto "no significaba que tuviera que haber una aportación económica, que no venía mal, pero no era una condición sine qua non".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios