Música

Nocturama: motivos para la alegría

  • Los sevillanos María Yfeu, Riverboy, Señor Chinarro y Música Prepost, invitados al cartel de este año, cuentan sus experiencias con el ciclo.

  • La cita se celebra del jueves al sábado

Música Prepost, fotografiados en la pasada edición del Nocturama.

Música Prepost, fotografiados en la pasada edición del Nocturama. / Óscar Romero

Asegura María Yfeu que el repertorio con el que a sus 23 años está cautivando a crítica y público, y en el que destacan canciones como Let It Grow (Up) o Grudges, le está enseñando otra perspectiva de la vida. "Sí, ahora tiendo más a la levedad", reconoce. "Grudges [Resentimientos] habla de cómo seguir adelante sin el lastre del rencor, y los temas en los que trabajo van por el mismo camino. Sugieren que no tenemos que darle tanta importancia a las cosas, porque todos, yo incluida, le concedemos a lo que nos ocurre una trascendencia innecesaria".

Yfeu es uno de los nombres que conforma el cartel del próximo Nocturama, que se celebra del jueves al sábado en los jardines del Casino de la Exposición. "Llevo ya años instalada en Madrid", revela la sevillana, "y cuando me dijeron que actuaba allí me hizo mucha ilusión, como cuando me llamaron para el Monkey Week. Son citas de las que he oído hablar siempre, y participar en ellas me emociona mucho". Yfeu, a la que su discográfica Metales Preciosos define como "un híbrido entre el jazz, soul y el r&b, aunque siempre prefiere huir de la esclavitud de las etiquetas", compartirá con el público los temas de un álbum que sacará en enero, un proyecto con el que esta artista asociada habitualmente con Billie Holiday, Amy Winehouse o Caetano Veloso, y capaz también de versionar a los Gabinete Caligari, mostrará su propia y rotunda personalidad. "Siempre me preguntan por el género, el estilo en que me muevo, porque hago algo ecléctico. Pero en realidad todo cantante", opina, "es al final una suma de influencias: va cogiendo de aquí y de allá y formando su universo".

Otro de los invitados al Nocturama, Riverboy, acude a la cita el viernes para que su próximo álbum, que verá la luz en octubre, "saque la patita" ante el público sevillano. Ya circulan dos adelantos, las deliciosas La fuente y En la yerba, "y en los cortes que quedan estará esa misma psicodelia, esa atmósfera de sueño, pero también va a haber mucha variedad de ritmos", resume. Lo que sí supone una novedad importante es que en esta ocasión el vocalista de The Milkyway Express elija el castellano para expresarse. "Ha sido un proceso natural, ese cambio. Yo tenía un disco casi entero compuesto en inglés, pero de repente sentí que era el momento de trabajar en español. Y darme cuenta de eso fue toda una motivación: si lo que provocó el primer disco de Riverboy fue hacer un proyecto en solitario, esa ilusión, el motor del segundo iba a ser cantar en mi lengua materna", señala el sevillano, agradecido por volver a Nocturama, "donde he tocado tantas veces con The Milkyway y con Riverboy. Para mí es regresar a la familia, a la pandilla".

Riverboy. Riverboy.

Riverboy. / D. S.

Quizás Riverboy lo haya olvidado, pero él bautizó una vez a los espectadores del festival con el apodo de nocturamers. "Fue en el décimo aniversario, hace ya siete ediciones", recuerda Violeta Hernández, promotora junto con David Linde de la cita a través de su empresa de gestión cultural, La Suite. "Por la fecha pedimos a los grupos que habían pasado por nuestra programación que nos hicieran un vídeo, y Charly aparecía en uno diciendo: Hi, nocturamers! Aquello se quedó", explica Hernández. En ese término, Riverboy concentraba a un público "bastante variado", como presumen los responsables de este encuentro. "Los hay jóvenes, los hay entraditos en años, los hay rockeros, los hay hipsters, muy elegantes, los que pasan de la moda, a los que les encanta bailar, los que llevan la procesión por dentro, los que se descalzan para sentir el césped", se lee en la web del Nocturama.

El también sevillano Antonio Luque, Señor Chinarro, es otro de los habituales de la cita y rememora que en su primera edición hizo "uno de mis primeros acústicos. Entonces tenía dudas sobre si funcionaría eso de que estuviese solo con una guitarra, pero a la gente le gustó. Y es curioso: esa noche proyectaron por detrás de mí El gabinete del doctor Caligari, y mi baterista tiene un proyecto ahora en el que se acompañan de Nosferatu. Se lo tengo que comentar... pero no para pedirle derechos de autor", bromea.

“Cada año”, dicen los responsables de la cita, “notamos en la gente la alegría de volver”

Sería previsible que Chinarro interpretara principalmente El bando bueno, el disco que publicó el año pasado en plena pandemia, pero "no, qué va", niega rotundo. "Vamos a tocar las nuevas", revela, "el nuevo trabajo, que si los dioses quieren grabaremos en octubre". Y acto seguido expone su convicción al respecto: "Los discos se llaman también álbumes, y en un álbum lo que haces es recopilar algo que ya ha sucedido. Yo entiendo que la experiencia karaoke tiene mucho éxito, pero también pienso que la tarea de un artista, siempre, es ir un paso por delante. Eso sí, que la gente no se preocupe: hemos tocado las nuevas canciones en vivo alguna vez, y el público las aplaudía más que las que conocía. Estoy expectante por saber cómo las acogen en Sevilla, que es mi ciudad, y en Nocturama, donde tantas cosas he vivido".

María Yfeu. María Yfeu.

María Yfeu. / D. S.

Otros que vuelven al ciclo son Música Prepost, el dúo formado por Pablo Peña (también componente de Fiera y de Pony Bravo) y el director y dramaturgo Fran Torres, programados como María Yfeu este jueves. "A nosotros, como djs, nos gusta crear ambiente, y como estamos ahora, con las restricciones, no podremos hacer una sesión de baile muy salvaje, como tampoco pudimos el año pasado", comenta el músico. "Yo suelo decir que Fran y yo somos djs a los que nos gusta levantar la mirada. No llevamos una sesión cerrada y la soltamos, sino que nos fijamos en la atmósfera que se crea, vamos trabajando con nuestros vinilos y con diferentes líneas. Empezamos a lo mejor con cumbia, o con salsa, y si vemos que a la gente le entra tiramos por ahí; que vemos que la gente se cansa, probamos otra cosa. Procuramos tener un diálogo con el público. Ponemos música que nos gusta a nosotros, pero tenemos muy en cuenta al auditorio", adelanta sobre la vuelta del dúo a Nocturama, que describe como "un soplo de aire fresco en agosto, una reunión de amigos". Violeta Hernández suscribe esa opinión: "Si algo nos caracteriza y nos preocupa es el trato cercano, intentar que tanto el público como los artistas se sientan en familia. No es algo premeditado, nos sale así, pero también es cierto que en su momento pudimos haber crecido y no lo hicimos. Y nuestros espectadores valoran eso. Cada año, cuando abrimos las puertas, tras todos los problemas de última hora que suelen surgir, advertimos en la gente la alegría de volver. Diría que eso es Nocturama. Y que entonces comprendes que todos los desvelos, los obstáculos, sin duda, han valido la pena".

Más información en http://nocturamasevilla.es/

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios