Análisis

Carlos Amigo Vallejo

Cardenal arzobispo emérito de Sevilla

Entregado a los demás

Ha muerto don Manuel Clavero Arévalo, persona de la que todos guardamos el mejor recuerdo. Un hombre profundamente cristiano, entregado a los demás. Supo sacrificar su gran carrera académica para entregarse a la vida política. No necesitaba honores ni cargos, sino ser coherente con su sentido de la política. Andalucía le debe mucho. Es el padre de la autonomía. Supo además valorar en sus justas dimensiones lo que significó el estado de las autonomías.

Ha sido don Manuel por todos reconocido y admirado desde el punto de vista académico. Constantemente todos hemos oído alguna vez la frase que supone el mejor homenaje para un maestro: "Yo he sido discípulo de don Manuel Clavero". Fue un universitario en el mejor sentido de la palabra. Tuvo vocación de universalidad. Entendió la Universidad como lugar de formación de personas que estuvieran al servicio de la comunidad.Don Manuel ha sido un hombre cabal que deja huella, una memoria de admiración, gratitud y alabanzas como reconocimiento a toda la ejecutoria de su vida. Que Dios lo tenga en su Gloria y que siempre tengamos presente su magisterio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios