Análisis

Antonio Sempere

Parrilla TVE

Más vale llegar a tiempo que rondar un año. O varios. La llegada de Fernando López Puig a la dirección de Contenidos y Cadenas de TVE ha coincidido con el arranque de una parrilla renovada que el espectador estaba pidiendo a gritos. ¿O ha sido el propio López Puig y no la casualidad el que ha apretado el botón para que todo vuelva a andar? Sea como fuere, estamos de enhorabuena.

Porque lo de La 1, lo de mantener su prime time en barbecho, empezaba a ser insostenible. El verano tuvo sus más y sus menos. Unos programas podían gustar y otros no. Algunos como Pura magia se desterraron injustamente a las madrugadas. Pero al menos había producción. estrenos. Contenido.

La llegada del otoño fue demoledora. Fracasado El Continental pareció como si a La 1 se la hubiese tragado la tierra (esos seres poderosos que habitan la tierra de los canales impares). Y la parrilla se volatilizó, siendo sustituida por cine casi todas las noches. Ocurrió como cuando ojeamos la cartelera en una guía del ocio, y tras determinados teatros o casas de cultura, rezan las iniciales SP. Sin programación.

Cuando un local lleva presenta durante muchas jornadas el epígrafe SP una de dos, o ha tirado la toalla y se encuentra fuera de juego, o quién sabe si el cierre es total, y no ha advertido del cese a la publicación (cuántas publicaciones añejas no dieron por muerto a un cine hasta mucho después de que cerrase sus puertas).

La 1 vuelve a llenar sus noches. Al valor seguro que supone Cuéntame, cuyo inicio de la vigésima temporada volvió a arrasar, se suman Prodigios, Masterchef 7, La caza' y Promesas de arena. Por su parte el fútbol de la selección echará un capote a las audiencias, a ver si La 1 es capaz de arañar de nuevo los dos dígitos. De verdad que nos alegraríamos que volviera a ser la que un día fue.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios