Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela a partir de este 15 de octubre

Análisis

Pepe Monforte

Pijotas fritas de la reina Letizia

La conversación me la cuenta el vendedor de cupones de la ONCE del mercado de abastos de Mallorca. Doña Sofía, con su abanico electrónico, le dice a su nuera: "¿Qué va a pone hoy de almorzá, Letichi?". Por lo visto en la intimidad la suegra la llama así "para acercarnos al pueblo llano" dice ella. "Ay, no sé, porque mi Felipe cuando se va a regatear nunca se sabe a la hora que vuelve. Coge un viento y se vuelve loco". "¿Tú que cara le ves a las pijotas, Reina Madre?", le preguntó Letichi a la suegra para conocer su real consejo en materia de pescado blanco. "Hija, pues tienen la misma cara que el Príncipe Carlos comprando churros, el bisté de pollo le dicen en palacio de lo sequito que es".

"Mamá yo quiero puntillitas" dijo la princesa Leonor visiblemente contrariada. "No niña, que tu padre la repite luego en el barco. Además nosotros somos más… de pijotas". "¿Son buenas pa freír, súbdito tendero?" preguntó la reina al pescadero. "Claro señora, no van a ser para ponerlas en la Guardia Real" dijo el industrial, que tenía cara de ser de Podemos (sector anticapitalista)."Ponme kilo y cuarto, que sean gorditas". "Ay que vé al precio que están las pijotas, Letichi" dijo la reina madre como haciendo de Carmeluchi la del cuarto en versión mañana soleada en plaza de abastos. "¿Se las limpio señora?" "Sí, sí, sí, que vayan aseaditas, por favor. Luego le pone usted un poquito de desodorante y me las peina con el pelo recogío", pidió la soberana.

"Eah, pues con las pijotitas y unos pimientos asaos ya tengo yo arreglao el almuerzo", dijo la reina, mientras guardaba el pescao en su precioso bolso de Gucci.

"Mama, no guarde el pescao ahí, que luego en la recepción al jeque Muselín te va a oler el bolso a obrero de la construcción".La reina al llegar se puso el bambito pa está fresquita, entro en la cocina de Marivent y antes que nada llamó a su Rey: "Felipe, ¿por dónde va, que voy a freí el pescao?"... "dice que va por el Cabo de Hornos…ya verá como nos comemos frías las pijotas. Jartita me tiene tu hijo con las regatas de verano", dijo doña Letizia mientras ponía el aceite en la sartén. "¿Tu va a comé pescao, Reina Madre?" "…No, porque todavía estoy repitiendo los churros de esta mañana. Yo me voy a comer un poquito de carne del puchero que sobró ayer noche", respondió Sofía. Letichi cogió la sartén, enharinó las pijotas con gran prestancia, las enroscó como mandan los cánones y las sacó cucurruíta. Hasta su Sofía, que es mu delicá pa comer se lo comió tó…con un gran pegotón de real mayonesa y unos piquitos de Obando, que a la chiquilla parece que le gustan mucho.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios