Análisis

Indalecio de la Lastra Valdor

Ingeniero de Caminos

La reforma de Reina Mercedes

El autor defiende que las personas sean las protagonistas de este espacio

La Avenida de Reina Mercedes.

La Avenida de Reina Mercedes. / Juan Carlos Vázquez

EL nuevo peatón es más protagonista después de la aprobación del PMUS de Sevilla. Sin embargo, el empoderamiento del peatón como persona, con unos derechos en la misma proporción que todavía mantiene el cada vez más denostado automóvil, sigue siendo la asignatura pendiente de Sevilla.

Los peatones después del PMUS necesitan recuperar más espacio público. La avenida Reina Mercedes, el mayor campus universitario de Sevilla es la ocasión inaplazable y el proyecto que necesitamos urgentemente. La ciudad de las personas tiene aquí su máxima aspiración (eslogan de Monteseirín no suficientemente aprovechado por sus sucesores). Pasar del concepto del peatón como cliente de las aceras, al peatón como persona, es un cambio ideológico importante a la hora de tomar decisiones que afectan al reparto de espacios entre coche y peatón.

Es por ello por lo que no deja de ser irritante, para mí entender, que una ciudad que se pretende sensible al medio ambiente no se reconozca la forma de entender la pacificación del tráfico en los barrios, el cambio de modelo de movilidad, el reciclaje y la reutilización, la sostenibilidad del sistema de desplazamientos locales, y conseguir la mejor calidad del aire que se respira, no sea todavía consciente que el principal campus universitario de Sevilla sigue siendo un espacio inhóspito y desagradable, donde los peatones son muchos mas que los coches, siendo relegados al soportal privado donde se reduce la vida del barrio en un espacio con menos de dos metros de paso en muchos casos.

Aunque los avances se están produciendo lentamente, no podemos olvidamos dónde estábamos hasta hace poco. Basta con mirar hacia atrás para comprender que el peatón de Sevilla ha sido el más perjudicado en la ciudad, más preocupado de los coches, de los semáforos, de la seguridad de sus hijos, etcétera, que en disfrutar el recorrido andando. Desde la aprobación del PMUS hay unas reglas de juego y hay que desarrollarlas, y los proyectos deben tener ahora mayor cariño e interés en convertir los barrios de Sevilla en espacios públicos en su conjunto.

De aquí se nutre mi posición en defensa de la avenida de Reina Mercedes con menos carriles, más acerados y más árboles, con mayor protagonismo del ciclista, un proyecto ilusionante con mayor protagonismo peatonal, que permita entender la avenida como espacio público en su conjunto y no como partes separadas.

Reina Mercedes podría ser entonces un espacio amable, compartido, de mayor calidad de vida, donde el coche y los aparcamientos queden en un segundo plano, donde conviven sin conflicto todas las personas: estudiantes, residentes, visitantes y comerciantes.

No se entiende como el principal campus universitario de Sevilla no esté en la hoja de ruta de la planificación de las reurbanizaciones urgentes. Es hora de entender Reina Mercedes con mayor protagonismo para las personas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios