El parqué

Pablo Cumella

Adiós a los 9.300

EL parqué madrileño cerró la sesión de ayer con una caída del 0,34%, que situó al Íbex 35 en la cota de los 9.268 puntos, con lo que el indicador suma tres días consecutivos de descensos y continúa sin alcanzar la cota de los 9.500 puntos que rozó el viernes.

El selectivo abrió en negativo y mantuvo las pérdidas a lo largo de la sesión, que de nuevo experimentó cierta volatilidad, ya que el selectivo registró importantes oscilaciones, llegando a situar su nivel mínimo en 9.043 puntos y su máximo en 9.291 enteros.

Entre los mayores descensos de la sesión se situó la banca, igual que en la jornada de ayer, después de que Standard & Poor's haya puesto sobre perspectiva negativa el rating de Caja Madrid y Fitch recortase el de CAM, Bancaja y Banco de Valencia.

El mercado considera que a pesar de que las cajas están haciendo sus deberes tienen aún algunas debilidades y mantienen sus dudas sobre la recuperación del sistema financiero. En concreto, Banco Santander cedió un 1,85%, por delante de Bankinter (-1,51%), Banco Sabadell y Banesto (-1,36%), BBVA (-1,26%) y Banco Popular (-1,01%).

Asimismo, OHL perdió un 2,10%, seguido de FCC (-1,85%) y Ferrovial. Iberdrola, por su parte, retrocedió un 0,22%.

Entre las subidas se colocaron Telecinco (+4,67%), REE (+2,19%), Enagás (+1,95%), Gas Natural (+1,21%), Indra (+1,20%) y Telefónica (+0,80%), después de que su presidente, César Alierta, afirmase no albergar "ninguna duda" de que la junta de accionistas del grupo Portugal Telecom aceptará la propuesta sobre Vivo porque es beneficiosa para ambas partes.

Las plazas europeas también vivieron una jornada negativa, que la apertura alcista de Wall Street logró mitigar. Londres cedió un 0,23%, seguido de París (-0,05%), mientras que Fráncfort cerró plana.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios