TIEMPO ¿Cuándo se acaba el intenso frío que azota Andalucía ?

La esquina

José Aguilar

jaguilar@grupojoly.com

Andaluza, pero más socialista

Por muchos menos motivos que la lluvia de millones de Rajoy sobre Cataluña la Junta se ha levantado... en el pasado

Poco ha tardado la realidad en poner a prueba la credibilidad de Susana Díaz: dos días. El domingo Susana se proclamó candidata y el martes Rajoy anunció 4.200 millones de inversión en Cataluña en su intento de apaciguar el follón soberanista. La cuestión es si la candidata favorita a secretaria general del PSOE puede mantener la misma postura ante esta inversión que la presidenta de la Junta de Andalucía.

Ya conocen lo que piensa Susana Díaz. Que sí, que si gana las primarias no tendrá ningún problema en compatibilizar el liderazgo socialista con la dirección de la Junta, sobre todo por su infinita capacidad de trabajo. Pero no es sólo cuestión de trabajo y dedicación, que también, sino de intereses contradictorios. Lo que interesa a una comunidad autónoma puede no coincidir con lo que interesa a un partido de ámbito nacional, siempre en difícil equilibrio entre todas las comunidades.

Como digo, la vida se ha encargado en dos días de cuestionar la argumentación de Susana. La lluvia de millones que Rajoy repartió en Barcelona incluye 667 millones de euros para los tramos catalanes del Corredor Mediterráneo, mientras los tramos andaluces están paralizados, y aumenta la inversión ferroviaria en el único territorio que tiene conectadas por AVE sus cuatro capitales de provincia, mientras Granada sigue aislada por tren rápido.

Por muchísimo menos que esta evidente discriminación se ha venido levantando Susana Díaz contra el Gobierno del PP. Ahora no. Ahora la Junta pasa de puntillas sobre la pila de millones con la que Rajoy intenta aislar a los separatistas catalanes. A lo más que llega es a poner a su consejero de Economía, Ramírez de Arellano, a improvisar el cálculo de lo que "correspondería" a Andalucía a tenor de lo que Rajoy le ha dado a Cataluña. Diez mil millones. Pero sin denuncia, ni movilización ni tribunales. Un pellizquito de monja construido do desde un sofisma: hay dinero para todos. Pero no lo hay, gobernar es elegir perjudicados.

¿Por qué? Porque si la Susana presidenta de Andalucía debería, de acuerdo con su trayectoria, rebelarse contra el favoritismo pro catalán del Gobierno, la Susana aspirante a liderar el PSOE ha de respaldar una política de Estado frente al independentismo y, por si fuera poco, ha de granjearse el apoyo de los militantes del PS de Cataluña que votarán en las primarias. Es lo que hizo finalmente: poner su candidatura por encima de Andalucía. Vendrán más casos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios