Crónica personal

Pilar / cernuda /

Han sido muchos, ¿y qué?

PUES sí, han sido muchos, cientos de miles, multitudes, más de lo que se decía en un principio; aunque todavía han sido más, muchísimos más, millones más, los catalanes que no han querido sumarse a la algarada independentista y se han quedado en casa o se han sumado -había que ser valientes- a los actos convocados por las organizaciones que se sienten catalanas y españoles. Sí, han sido muchos los independentistas, ¿y qué?

Es inaudito que ante la masa de gente que se sumó a la Diada surjan voces que exijan a Rajoy que escuche la voz de la calle independentista o que dialogue de una vez. A ver ¿sobre qué más va a dialogar, aparte de lo que ya ha hecho con Artur Mas? El presidente de la Generalitat, Junqueras, los movimientos independentistas e incluso los más importantes medios de comunicación -qué bien supo gastar el dinero la Generalitat…- , identifican diálogo con aceptación de la consulta soberanista. Es decir, si Rajoy no la acepta, es porque su actitud no es dialogante.

Seamos serios. ¿Puede un presidente de Gobierno apoyar la ilegalidad? ¿Puede apoyar una escisión territorial? ¿Puede apoyar una propuesta que va contra la Constitución? Los que manejan esa idea demuestran una simpleza impropia de líderes políticos. Por cierto, sorprende que sea esa la postura que ha adoptado Miquel Iceta en la Diada, porque el nuevo primer secretario del PSC había dado muestras, hasta ahora, de ser un hombre respetuoso con el Estado de Derecho y la Constitución.

Ante ese tipo de posiciones, más que nunca hay que apoyar Rajoy y a Pedro Sánchez, pues mal va a ir a este país si los dos partidos que han demostrado capacidad de gobernar y altura de miras se dejan ganar terreno por quienes se toman la ley a título de inventario y alientan populismos que pueden conducirnos directamente a las cavernas, la miseria y la falta absoluta de libertad.

Ayer se ha celebrado una Diada multitudinaria y la semana que viene el Parlamento catalán aprobará la ley de consultas que dará pie a Mas para convocar la consulta independentista. Que la manifestación haya sido impresionante no justifica que se pueda aceptar la consulta. Si de lo que se trata es de ir contra la integridad territorial, la Constitución y la Ley con el argumento de que lo pide mucha gente en la calle, entonces es como para salir corriendo: la historia está plagada de iniciativas que se pusieron en práctica porque las exigían las masas, y que llevaron a sus países a las peores tragedias.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios